Trasmediterranea, primera naviera del mundo neutra en carbono

Esta compañía ha compensado todas las emisiones generadas en 2016 mediante certificados de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC)

El uso de pinturas autopulimentantes para reducir la resistencia de fricción, el rediseño de hélices y la actualización del sistema de propulsión son algunas de las medidas para el ahorro energético y la reducción de emisiones

 

Trasmediterranea se ha convertido en la primera naviera neutra en carbono, al haber compensado todas sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), dentro de su implicación en favor de la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente. De esta forma, da un paso más en la reducción de su huella de carbono, convirtiéndose en una naviera de referencia a nivel internacional.

Por primera vez, en 2016, Trasmediterranea ha compensado las emisiones de GEI que no se han podido reducir mediante la adquisición de certificados de reducción de emisiones, otorgados por la CMNUCC y procedentes de proyectos eólicos en México.

Para determinar la huella de carbono de la naviera se han contabilizado todas las emisiones de GEI de alcance I y II, que incluyen todas las emisiones directas generadas por la propia actividad de la compañía y las indirectas procedentes del consumo de electricidad y combustible y los sistemas de calentamiento y refrigeración.

A pesar de que el transporte marítimo está considerado como uno de los medios con menor impacto ambiental, muy por debajo del transporte aéreo o el transporte por carretera, su propulsión está basada en un proceso de combustión, por lo que se generan emisiones de GEI que favorecen el cambio climático.

Trasmediterranea, dentro de su compromiso con la sostenibilidad, mantiene un programa de actuaciones destinadas a minimizar el impacto de su actividad. Entre las medidas adoptadas por la compañía se encuentra la utilización de pinturas autopulimentantes con fluopolímeros para reducir la resistencia de fricción en sus buques. Desde 2011, se ha pintado el casco de 8 barcos con unas pinturas especiales que oponen menor resistencia hidrodinámica en su avance. Esta medida ya ha demostrado que son alcanzables unas reducciones en torno al 6% en los consumos energéticos y en las emisiones de CO2.

Las innovaciones de eficiencia se han aplicado también a los sistemas de propulsión. El pasado año se ha llevado a cabo una actualización del sistema de propulsión del buque José María Entrecanales, instalando un nuevo sistema desarrollado por Rolls-Royce que direcciona convenientemente la estela y mejora la resistencia hidrodinámica. Al mismo tiempo, se ha optimizado el diseño de las palas de las hélices, adaptándolas al nuevo sistema y mejorando aún más la eficacia de la propulsión. El resultado de estas dos medidas es un aumento en el empuje de la hélice y una disminución de la resistencia al avance, mejorando el consumo energético del buque durante la travesía y reduciendo las emisiones de CO2.

Trasmediterranea sigue comprometida en la lucha contra el calentamiento global y en los próximos años prevé la introducción de nuevos combustibles menos contaminantes. Además, en su nuevo ferry de última generación, que se está construyendo, está prevista la incorporación de un moderno sistema de catalizadores que reduce las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera.
Asimismo, se seguirán compensando aquellas emisiones que no se puedan reducir, invirtiendo en todo momento en la sostenibilidad, marca de la Compañía.

Para dar a conocer todas las acciones que se están llevando a cabo en este sentido se ha creado nueva sección sobre sostenibilidad en la página web de la naviera donde se ofrece informaciones sobre los proyectos destinados a la minimización de la huella de carbono a través del control de las emisiones de los buques, la protección de la biodiversidad y la concienciación ambiental.

14-6-2017