ICS: “Para ser sostenible medioambientalmente, el transporte marítimo precisa serlo económicamente”

El sector del transporte marítimo solo podrá ser sostenible medioambientalmente si antes consigue serlo económicamente, han declarado representantes de la Cámara Naviera Internacional (ICS) en una jornada sobre ‘Crecimiento verde’ del Grupo de Trabajo sobre Construcción Naval de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), celebrada el pasado 20 de noviembre en París.

Según el director de Política de ICS, Simon Bennett, los armadores se enfrentan permanentemente a la amenaza de la sobrecapacidad de la flota, “ayudada por subsidios gubernamentales y medidas de apoyo a los astilleros para producir más buques de los necesarios”. Para ICS, si los gobiernos realmente quieren ayudar al sector naviero a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, la OCDE debe relanzar los esfuerzos para conseguir un acuerdo global que elimine las medidas que distorsionan la competencia en el mercado de la construcción naval. “Es decepcionante la falta de progreso de este Grupo de Trabajo a pesar de que existe desde hace más de 50 años, ya que la última ronda de negociaciones sobre un nuevo acuerdo de la OCDE se suspendió hace varios años”, declaró Bennet.

ICS hizo hincapié en los progresos que el sector del transporte marítimo está llevando a cabo en su política medioambiental. Bennet puso como ejemplo el Convenio de tratamiento de Agua de Lastre, que entró en vigor el pasado 8 de septiembre. También habló sobre el trabajo que está llevando a cabo ICS, junto con otras organizaciones navieras, en una propuesta a la OMI para que todos los buques cumplan en 2020 las nuevas normas sobre un límite global de azufre en los combustibles marinos y así asegurar una competencia.

ICS también se refirió a la estrategia de la OMI para la reducción de las emisiones de CO2 en el transporte marítimo y recordó que el objetivo del sector es intentar alcanzar cero emisiones tan pronto como sea posible utilizando combustibles alternativos y nuevas tecnologías de propulsión. “Pero mientras los barcos dependan de los combustibles fósiles, los Estados Miembros de la OMI deben ser política y técnicamente realistas sobre lo que se puede lograr a corto plazo y si es compatible con las legítimas preocupaciones de las economías emergentes sobre su impacto en el comercio y su desarrollo sostenible”.

23/11/2017