Los sistemas de apoyo en la selección de rutas, también útiles para las cortas distancias

Usando información sobre mareas y corrientes es posible ahorrar combustible y reducir las emisiones de los buques de TMCD

Los sistemas meteorológicos de apoyo a la selección de rutas marítimas no solo son eficaces para largas navegaciones en alta mar. Según Tidetech, una empresa australiana que trabaja con datos meteorológicos, de mareas y de corrientes, en mares y océanos de todo el mundo, hay incluso más posibilidades de optimizar costes utilizando dichas herramientas en buques que operan en aguas costeras y en servicios de corta distancia (TMCD), en los que permiten reducir en el consumo de combustible, las emisiones o los tiempos de tránsito, que en rutas transoceánicas.

Por ello, muchos armadores están cada vez más interesados en datos de alta resolución para rutas de TMCD, aguas costeras y dispositivos de separación de tráfico. Además, las nuevas normas medioambientales, como el reglamento MRV de la UE para el seguimiento de las emisiones de CO2 de los buques o el límite de contenido de 0,5% azufre en los combustibles marinos, que entra en vigor en todo el mundo en 2020, han animado a los armadores a buscar todo tipo de medidas para ahorrar costes reduciendo el consumo de combustible y cumplir los requisitos de las nuevas normas sobre emisiones.

Según Tidetech, el ahorro potencial del uso de estos sistemas es mayor en los servicios costeros y de TMCD en el norte de Europa que en todos los tráficos que cruzan el Atlántico Norte. Estos sistemas, en función de las condiciones meteorológicas, las corrientes y la potencia del buque permiten predecir con mayor precisión la hora de llegada en tiempo real, haciendo posible optimizar velocidad y facilitando así cumplir los horarios prefijados con el menor coste de combustible y emisiones. Además, su mayor implantación está siendo impulsada por los avances en los sistemas de comunicación y de gestión de flotas.

Las nuevas técnicas de cálculo que utilizan servidores avanzados basados en la nube permiten hoy día recalcular en minutos utilizando modelos meteorológicos complejos que hasta hace muy poco habrían requerido un día completo de cálculos.

14/2/2018