modificación de la euroviñeta

El Parlamento Europeo aprueba una modificación de la Euroviñeta y prevé destinar al menos un 15% de sus ingresos a la TEN-T.
Blanco adelanta que España no aplicará esta Directiva, de carácter voluntario.
El Parlamento Europeo adoptó, el pasado 7 de junio, una modificación de la Directiva sobre la Euroviñeta de 1999 con nuevas tarifas para el transporte pesado por carretera, normativa de carácter voluntario que España no va aplicar, según afirmó ese mismo día el ministro de Fomento José Blanco.
La nueva Euroviñeta permitirá a los Estados miembros tener en cuenta costes externos como el ruido y las emisiones que producen los camiones en el cobro de peajes. Hasta ahora, sólo se consideraban los costes de construcción y mantenimiento de las carreteras. El sistema seguirá siendo voluntario y los países que lo apliquen deberán invertir al menos un 15% de los ingresos recibidos en proyectos de la Red Transeuropea de Transporte; el resto se destinará a mejorar otras infraestructuras de transporte y desarrollar el sector.
Concretamente, y según una nota de prensa de la Comisión, el nuevo texto adoptado “proporcionará un importante incentivo para destinar nuevos ingresos a la financiación de ciertos de proyectos de transporte definidos en la Directiva, como infraestructuras alternativas, sistemas de transporte innovadores y respetuosos con el medio ambiente o zonas de aparcamiento seguras. Para aplicar esta disposición, los Estados miembros también deberán deestinar al menos un 15% del total de los ingresos recaudados por tasas, tanto sobre las infraestructuras como sobre los costes externos, a proyectos de la red transeuropea de transporte. También se establece la obligación de informar regularmente y con transparencia sobre el destino de la recaudación.”
El citado texto fue acordado por el Consejo y el Parlamento europeos a finales de mayo. El 7 de junio, el ministro húngaro de Asuntos Europeos Enikö Györi, cuyo país ostenta la presidencia de la UE este semestre, anunció, en el debate parlamentario previo al voto del Parlamento sobre la Euroviñeta, que en este acuerdo se adoptó una recomendación detallada sobre el destino de esta recaudación, “y al menos un 15% de los ingresos se destinarán a apoyar proyectos de las TEN-T.” El vicepresidente de la Comisión y comisario de Transportes Siim Kallas también lo había anunciado unos días antes.
Sin embargo, el ministro español de Fomento (según los medios de comunicación, a instancias de organizaciones del transporte por carretera), manifestó el mismo día de la adopción de la nueva Euroviñeta por parte del Parlamento Europeo que ésta no se aplicará en España. Ecologistas en Acción reaccionó afirmando, en una nota de prensa, que José Blanco muestra así su “desprecio” por la protección medioambiental.
Está previsto que el Consejo de Ministros apruebe formalmente la modificación de la Directiva sobre la Euroviñeta antes del verano. Posteriormente, los Estados miembros tendrán 2 años para transponerlo a sus legislaciones nacionales.
(9-6-11)