Informe anual IMB: Preocupante aumento de la piratería en el golfo de Guinea en 2018

La cifra total de 201 ataques en todo el mundo supone un aumento del 11,7% respecto a 2017, en que se contabilizaron un total de 180

18/1/2019 - El pasado año 2018 se registraron en todo el mundo un total de 201 incidentes de piratería y robo a mano armada contra buques mercantes, según recoge la última edición anual del informe sobre piratería de la Oficina Marítima Internacional (IMB) de la Cámara de Comercio Internacional (ICC). La cifra total supone un aumento del 11,7% respecto a la de 2017, en que se contabilizaron un total de 180 ataques.

Según dicho informe, en 2018, 143 buques fueron abordados, 6 secuestrados, 18 recibieron disparos con armas de fuego y se intentaron otros 34 ataques. Además, 141 tripulantes fueron tomados como rehenes y 83 marinos secuestrados para pedir un rescate.

En África Occidental, entre Costa de Marfil y la República Democrática del Congo, se registraron 81 ataques, el 40% del total mundial y el doble que en 2017. Pero la situación es especialmente preocupante en esta zona no sólo por el número de incidentes, sino también por la gravedad de los mismos: en estas aguas tuvieron lugar los 6 secuestros de buques que se produjeron en todo el mundo, 13 de los 18 ataques con armas de fuego, se retuvieron a 130 de los 141 rehenes capturados a nivel mundial y a 78 de los 83 marineros secuestrados.

Según fuentes del IMB,“hay una necesidad urgente de aumentar la cooperación y el intercambio de información entre los Estados costeros del Golfo de Guinea para que se puedan tomar medidas efectivas contra los piratas tanto en el mar como en tierra, donde se originan y finalizan sus operaciones”.

Durante los últimos tres meses de 2018 la situación en las aguas de Nigeria ha empeorado de manera crítica, produciéndose un total de 41 secuestros. El pasado 27 de octubre, 11 tripulantes de un portacontenedores fueron retenidos a 70 millas de la isla de Bonny, en la costa de este país. Dos días después, piratas nigerianos en una lancha rápida abordaron y secuestraron un buque tanque que navegaba a 100 millas de Point Noire, en Congo, secuestrando a 8 de los 18 tripulantes. Estos son solo dos ejemplos recientes de cómo los piratas están atacando a una variedad cada vez más amplia de buques y cada vez más alejados de la costa.

Por el contrario, ningún buque mercante fue secuestrado en las costas de Somalia durante 2018 pero los piratas dispararon contra un petrolero suezmax en el Golfo de Adén, así como contra un petrolero de productos y un granelero a más de 240 millas de la costa de Somalia. Es necesario que se mantenga la presencia de las fuerzas de la EU NAVFOR en la zona e insistir en que los buques que naveguen por aguas somalíes deben mantener alta la guardia y aplicar las recomendaciones de seguridad más recientes, BMP5.

La situación en el sudeste asiático ha mejorado, pasando de más de 70 ataques en 2017 a 50 este año. En Indonesia han visto disminuir el número de ataques por tercer año consecutivo, registrándose 36 incidentes, la mayoría de los cuales fueron robos oportunistas de bajo nivel. Aun así, también se produjo el secuestro de 6 tripulantes que fueron tomados como rehenes y amenazados. En Malasia, todavía continúan secuestrados 5 tripulantes de dos barcos de pesca y el capitán de un buque resultó herido por arma de fuego. Finalmente, en Filipinas el área de fondeo de Batangas sigue siendo un punto critico donde se han producido 5 ataques. Según señala el informe de IMB, las patrullas de la Policía Marina de Indonesia siguen resultando eficaces en los 10 fondeaderos seguros designados del país y las alertas transmitidas por el Centro de Informes de Piratería (PRC) de la IMB, en nombre de las autoridades filipinas, han ayudado a evitar nuevos ataques.

El informe completo sobre ‘Piratería y Ataques Armados a Buques 2018’ en inglés se puede solicitar en el siguiente enlace.