Una operación de suministro de biocombustible a un granelero en Rotterdam verificada por 'blockchain'

8/2/2019 - El pasado 30 de enero, el buque Frontier Sky, un granelero de 180.000 tpm, llevó a cabo una prueba con biofuel como combustible en el puerto de Rotterdam, Países Bajos. La operación de suministro fue verificada a través de blockchain. Se trata del segundo ensayo para este nuevo tipo de combustible, desarrollado por la empresa holandesa GoodFuels a partir del reciclaje de aceites vegetales de cocina.

Este combustible cumple los criterios para ser clasificado como “neutro en emisiones de CO2 que se define como aquel que elimina completamente dichas emisiones en un 100% del tanque a la estela (tank to wake) o entre un 85% y un 89% del pozo a la estela (well to wake). Según Goodfuels, pretende ser una alternativa viable al uso de combustibles fósiles reglamentarios de cara a la entrada en vigor del nuevo límite de azufre de la OMI el 1 de enero de 2020.

Una parte fundamental para asegurar la calidad del biocombustible que se utilizan en el proceso, su procedencia y que éstos mantengan sus valores respecto a reducción de emisiones, es la aplicación de medidas para verificar las cadenas de custodia.

En este caso, dicho control se llevó a cabo mediante una aplicación del consorcio Maritime Blockchain Labs (MBL), fundado por BLOC, una empresa experta en el desarrollo de la tecnología blockchain, y financiada por Lloyd’s Register Foundation. Este consorcio tiene como objetivo desarrollar un sistema que mejore la trazabilidad del combustible marino y proporcione una cadena de custodia transparente como garantía de calidad.