Se generaliza la velocidad ultralenta en los portacontenedores

Se generaliza la velocidad ultralenta en los portacontenedores



Muchos portacontenedores están navegando a velocidad “ultralenta” y sólo queda la opción de amarrar parte de la flota para que los  fletes vuelvan a niveles rentables, afirma Alphaliner. La capacidad total absorbida por la navegación a velocidad ultralenta ha aumentado ligeramente durante los 6 últimos meses, al tiempo que el precio del combustible ascendía, pero la consultora advierte de que los efectos positivos para el conjunto de la flota han quedado anulados porque varios tráficos de larga distancia, en los que se aplicaba una velocidad ultralenta (8-12 nudos), finalmente se han suspendido o eliminado.

Durante la mayor parte de 2011, la capacidad absorbida por una navegación ultralenta osciló entre 650.000 y 730.000 TEU. En febrero de 2011 se registró un máximo de 800.000 TEU, debido a una menor demanda de transporte por el periodo posterior al Año Nuevo chino, que se prevé se dará también este año.

La navegación lenta está ya firmemente arraigada, se aplica en casi todos los viajes de larga distancia  y permite absorber unos 750.000 TEU, o un 4,9% de la flota mundial de portacontenedores. No se puede aplicar en el SSS dentro de Asia o de Europa, porque en estos casos es fundamental conseguir un tiempo de respuesta miuy rápido. La escalada del precio del combustible ha llevado a las empresas navieras a acumular viajes de larga distancia por semana desde septiembre de 2011, lo que ha permitido absorber 150.000 TEU del exceso de capacidad existente. En algunos tráficos se ha reducido la velocidad de navegación sin operar cambios de rotación, mientras que en otros casos, además de reducir la velocidad, se ha añadido una escala en uno o dos puertos adicionales. Los analistas consideran que al menos un 8% de la flota se debería amarrar para que los fletes vuelvan a ser rentables.

(10-2-12)