ANAVE participa en una mesa redonda sobre emisiones del transporte marítimo

Atrás quedan 2017 y la entrada en vigor del convenio sobre aguas de lastre, con todas sus complicaciones de los últimos meses. Van a ser sin duda las emisiones de gases contaminantes y de efecto invernadero de los buques el asunto estrella de este nuevo año 2018 en el terreno normativo.

Por una parte, faltan ya menos de dos años para la entrada en vigor del último paso de la reducción del contenido de azufre en los combustibles marinos. En todas las páginas web y foros de discusión sobre el transporte marítimo, los profesionales del sector se preguntan qué combustibles van a estar disponibles y cómo se va a llevar a la práctica la exigencia del cumplimiento de los nuevos límites. A la vez, los armadores siguen deshojando la margarita sobre si instalarán depuradores de gases de escape o se conformarán con pagar los combustibles al precio que el mercado decida fijar.

Por otra parte, para cumplir su "hoja de ruta", la OMI debe alcanzar en abril (que es mañana como quien dice) un acuerdo sobre su "estrategia provisional" para la reducción de las emisiones de CO2. El sector se juega mucho en este envite. Todos los ojos están puestos en la OMI, que debe ofrecer una imagen proactiva y ambiciosa si quiere mantener la confianza que aún mantienen en ella los organismos reguladores internacionales. Si no se alcanza un consenso o si éste se considera "insuficientemente ambicioso", se volverán a alzar en el Parlamento Europeo voces pidiendo que se imponga a sector una regulación desde fuera, que es algo que los armadores pretenden evitar a toda costa.

Pero la cosa no queda ni mucho menos ahí. Aunque los retos a corto plazo son ya suficientemente exigentes, el gran debate que se ha abierto y que deberá incluir la OMI en su estrategia es el de la plena "descarbonización" del transporte marítimo: ¿cuándo, cuánto y cómo? Hay países que abogan por un 50% de reducción para 2060, quienes piden un 70% para 2050... pero, ¿cuáles son las posibilidades reales de reducción y cuáles las vías para alcanzarlas?

ANAVE ha sido invitada a participar en un debate sobre estos asuntos, el 16 de enero, en el Instituto de la Ingeniería de España, en el que tomarán parte también representantes de los ministerios de Fomento y Medio Ambiente, así como de Repsol y Cepsa. El programa completo se puede descargar aquí.

Con este motivo, ANAVE ha actualizado un amplio reportaje que publicamos hace ahora un año y que toca con detalle todas estas cuestiones. Está disponible en este enlace.

9/1/2018

Últimas Noticias