Homologado el primer sistema de tratamiento de aguas de lastre con arreglo a las nuevas directrices G8

La Autoridad Marítima Noruega, a través de la sociedad de clasificación DNV GL, ha otorgado el primer certificado de homologación a un sistema de tratamiento de agua de lastre que se expide con arreglo a los requisitos de las directrices G8 revisadas de la Organización Marítima Internacional (OMI), al sistema Pure Ballast, de la empresa Alfa Laval, según ha anunciado ésta en una nota de prensa.

Dichas directrices G8 revisadas fueron adoptadas en 2016 por el MEPC 70 de la OMI, un año antes de la entrada en vigor del Convenio BWM el 8 de septiembre del año pasado. En su contenido, se aproximan a los requisitos para los sistemas de gestión agua de lastre de la US Coast Guard, el organismo responsable, entre otras funciones, del cumplimiento de la normativa marítima en los EE.UU.

El sistema Alfa Laval PureBallast 3 homologado por la Autoridad Noruega está disponible en 4 tamaños de reactor ultravioleta (UV), con capacidades de 170, 300, 600, 1000 m3/h, que se pueden instalar individualmente o en paralelo para alcanzar capacidades de tratamiento hasta 3.000 m3/h.

Por otra parte, el pasado 31 de enero agentes de la "policía acuática" de Hamburgo detectaron, durante una inspección, una violación del Convenio de Agua de Lastre de la OMI por el granelero Pilion. Dicho buque de 190 m de eslora y con bandera de Barbados, no había intercambiado su agua de lastre en alta mar según exige la norma D-1 para la primera fase de aplicación del Convenio BWM, sino que vació 15.000 toneladas de agua de lastre en el puerto de manera ilegal. El buque tuvo que depositar una fianza de más de 33.500 euros por la descarga no autorizada de agua de lastre para hacer frente a la probable multa.

16/2/2018

Últimas Noticias