La Agencia Espacial Europea financia un proyecto de navegación autónoma en el Báltico

También analiza al papel que pueden jugar los sistemas europeos de satélites en el desarrollo tecnológico del sector

15/2/2019 - El ferry Megastar de la naviera finlandesa Tallink Group incorporará una serie de sensores para la navegación autónoma como parte de un proyecto de investigación financiado por la Agencia Espacial Europea (European Space Agency, ESA), con el fin de potenciar la seguridad en este tipo de navegación, combinando el uso de dichos sensores con el aprendizaje automático y la inteligencia artificial.

Este proyecto está liderado por investigadores del Instituto Finlandés de Investigación Geospacial (Finnish Geospatial Research Institute, FGI) y la Universidad Aalto, en Helsinki, que utilizarán el ferry Megastar en su ruta entre Helsinki y Tallin (Estonia) para llevar a cabo varios ensayos de campo.

Los sensores a bordo del este ferry, el más moderno de la mencionada naviera, recopilarán datos a partir de imágenes, grabaciones de sonido ambiental, lecturas del radar y láser, navegación por satélite y los transpondedores del buque. Posteriormente, se procesarán mediante un software de inteligencia artificial y aprendizaje automático.

ESA quiere mejorar de este modo el conocimiento y desarrollar técnicas de navegación autónoma de los buques desde el punto de vista de la mejora de la seguridad. Así como estudiar cómo la infraestructura de sistemas de posicionamiento por satélite europeos (Galileo o EGNOS) pueden contribuir a la innovación tecnológica y el desarrollo de oportunidades de negocio.

Para los responsables de la investigación, la información redundante obtenida a partir de múltiples dispositivos y sensores es fundamental para la seguridad y también debe serlo para la navegación autónoma. “Esta información redundante, unida a las normas establecidas para la navegación de un buque permitirían, potencialmente, la navegación con una supervisión humana mínima, incluso en el denso tráfico del mar Báltico”, explicó Sarang Thombre, director de investigación del FGI.

De hecho, la elección del buque de Tallink se debe a que el tráfico marítimo entre Tallin y Helsinki es muy denso, tanto de buques mercantes como de embarcaciones de recreo, y ofrece un excelente campo de pruebas para las nuevas técnicas que se pretenden estudiar en este proyecto.

Últimas Noticias