Alphaliner analiza la tendencia actual a exagerar la capacidad real de los portacontenedores



Si antes las empresas navieras solían anunciar una capacidad de transporte de sus nuevos portacontenedores inferior a la real, ahora la tendencia es a la inversa, indica Alphaliner en su última newsletter semanal. Actualmente estamos asistiendo a “una carrera por el portacontenedores de mayor capacidad en términos de TEU.”

Cuando se entregó el “Emma Maersk” en 2006, Maersk afirmó que su capacidad nominal era de 11.000 TEU. Posteriormente, reveló que éste y sus gemelos tenían en realidad capacidad para 15.550 TEU (un 41% más). El pasado mes de enero, Hyundai Heavy Industries afirmó que CSCL había revisado el proyecto de los 5 ULCS (ultra large container ships) que ha encargados a este astillero hasta 19.000 TEU por buque, desde los 18.400 TEU anunciados inicialmente, sin cambios en las dimensiones. China State Shipbuilding Corp también informó, en diciembre, de que 3 portacontenedores de 16.000 TEU que construirá para CMA CGM tendrán finalmente capacidad para 17.859 TEU, igualmente sin cambios dimensionales.

Para Alphaliner, estos aumentos de la capacidad de carga son "puramente teóricos" y se basa en gran medida en considerar como útil el espacio destinado a almacenamiento adicional en cubierta sin que aumente la capacidad efectiva de carga, en tpm. Señala que, el año pasado, la capacidad de los buques en TEU aumentó más que el peso muerto. Estas dos cifras deberían aumentar de forma más o menos concordante. "El crecimiento de la capacidad efectiva de la flota mundial de portacontenedores, en términos de TEU, es más modesta que lo que sugieren las cifras sobre la capacidad nominal.”

Alphaliner considera que una de las razones para una mayor capacidad de carga es mejorar "de forma artificial" el consumo de combustible por TEU de capacidad. "Por su velocidad operativa más reducida, de 22 a 23 nudos, estos buques consumen significativamente menos combustible, en comparación con los buques más antiguos, construidos para funcionar a mayores velocidades, de 24-26 nudos. Sin embargo, se ignora el hecho de que los buques más rápidos también pueden navegar a 22-23 nudos, con una caída drástica de su consumo.”

Por otra parte, el aumento de la capacidad en TEU constituye también una “herramienta de marketing” para los astilleros, que les permite anunciar la construcción del buque más grande del mundo.

(13-2-14)