El Senado aprueba el informe de la Ponencia sobre GNL como combustible para buques



El Senado aprobó por unanimidad, en la Sesión Plenaria celebrada el pasado 9 de abril, el “Informe de la Ponencia de estudio de las vertientes técnica y económica de la utilización del gas natural licuado como combustible marino.” Esta Ponencia contó con la presencia y explicaciones de destacados profesionales del sector, entre ellos D. Adolfo Utor (Presidente de Balearia Eurolíneas Marítimas), D. Manuel Carlier (Director General de ANAVE) y Dña. Pilar Tejo (Directora General de Teirlog Ingeniería).

Entre otras consideraciones de los diferentes comparecientes, el informe recoge las siguientes:

“Los servicios de short sea shipping resultan muy adecuados para el desarrollo del GNL como combustible alternativo. Porque, al cubrir distancias cortas, tienen menores necesidades de combustible a bordo, porque en general son servicios regulares, lo que reduce la incertidumbre sobre el avituallamiento y porque, además, por ser de corta distancia y estar trabajando en la zona europea, van a tener un mayor porcentaje de penetración en zonas con restricciones medioambientales. Luego, estos tráficos de short sea shipping que, además, son los que la política de transporte de la Unión Europea más está tratando de impulsar, son tráficos con un gran potencial de crecimiento y desarrollo, y son muy adecuados para el uso del GNL.”

“A lo largo de los trabajos de la Ponencia, fue recurrente la cuestión de si es probable y conveniente que se establezca una zona ECA en el Mediterráneo, y ello ha permitido comprobar que no se trata de una cuestión pacífica sino que, al contrario, existe en Europa un cierto debate en esta materia.”

“Hay una presión del norte de Europa para que las ECA, las zonas de control de emisiones, se extiendan también al Mediterráneo. Aparte de que esto tiene implicaciones políticas complejas con el norte de Europa y sería una grave amenaza al potencial de desarrollo de transporte marítimo de corta distancia y las autopistas del mar en el sur, hay, además, muy sólidos argumentos medioambientales para rechazarlo. Aunque se habla de ampliar la ECA al Mediterráneo, en el caso de que finalmente la Unión Europea tome la decisión, probablemente no va a ir a la OMI a proponer que haya una ECA en el Mediterráneo, porque es casi seguro que eso no se aceptaría. La decisión que en su momento tome la Comisión posiblemente sea proponer la extensión de la ECA a todas las aguas territoriales europeas, lo que incluye también la costa atlántica, con lo cual saldríamos perjudicados en el sur respecto de los costes de combustible.”

“Está claro que, en el caso español, si pasáramos gratuitamente a una ECA, aumentarían nuestras emisiones de CO2 o aumentarían las emisiones de CO2 del sitio de donde importáramos el combustible. Y, en segundo lugar, estaríamos encareciendo nuestro transporte marítimo, con lo cual se produciría el efecto colateral de que, en lugar de utilizar un modo de transporte que es el que produce menos emisiones de CO2, se pasaría a la carretera, que por tonelada por kilómetro, emite del orden de seis veces más que el transporte marítimo”.

En sus conclusiones, el informe considera “prioritarios” los siguientes objetivos:

  1. “El cumplimiento de las exigencias medioambientales que la normativa internacional y comunitaria impone en materia de emisiones a la atmósfera de los denominados sectores difusos, especialmente en el transporte marítimo.
  2. La mejora de la calidad del aire en las áreas urbanas próximas a los puertos de mar.
  3. La mejora económica y la reducción de la dependencia energética de los derivados del petróleo.”

Asimismo, enumera una serie recomendaciones, entre las que figuran las siguientes:

  • “Planificar, en el plazo máximo de dos años, las infraestructuras necesarias para dotar de puntos de suministro de GNL a los puertos españoles incluidos en la red transeuropea principal (TEN-T), considerando éste el «mínimo necesario» en la Directiva europea que se halla en tramitación.

  • Sin perjuicio de ese «mínimo necesario», sería altamente recomendable efectuar esa misma planificación para la totalidad de puertos españoles, aprovechando, en su caso, las infraestructuras ya existentes. Todo ello en aras de la mejora de la calidad del aire y con especial hincapié en los puertos de las Islas Baleares y Canarias."

  • "No considerar el retrofitting (adaptación de buques existentes) como «gran transformación», a los efectos de que al buque, una vez transformado, le siga siendo de aplicación la misma normativa, en materia de seguridad medioambiental, que cuando fue construido, y no la que haya podido entrar en vigor desde entonces, (ya que esto podría hacer económicamente inviables las transformaciones)."

  • "Efectuar las modificaciones normativas y regulatorias a cargo de los ministerios de Fomento, Industria, Medio Ambiente y CCAA, en el ámbito de sus respectivas competencias, en relación con:
    • Bonificaciones en las tasas portuarias a los buques que descargan o cargan GNL en los puertos españoles, o que lo utilizan como combustible.
    • Regulación del servicio de bunkering de GNL en los puertos y consideración del mismo como servicio portuario.
    • Avanzar en la estandarización de los equipos y procedimientos operacionales necesarios para el suministro de GNL a los buques, para facilitar la implantación de tales tecnologías en los barcos.”
  • "Impulsar en los foros internacionales (UE, ISO, OMI) la necesidad de contar con un desarrollo normativo que homologue todos los procesos a nivel global."

  • "Creación de una mesa intersectorial que:
    • Impulse todas las fases precisas para la progresiva incorporación del GNL como nuevo combustible marino.
    • Analice la evolución de la regulación, tecnologías, mercado y ayudas.
    • Realice un seguimiento de las políticas de ayuda y financiación europeas sobre el bunkering de GNL.
    • Coordine las acciones públicas y privadas para la consecución de los objetivos prefijados.
    • Supervise la existencia de un marco regulatorio y fiscal estable y previsible.
    • Se ocupe de los aspectos sociales relacionados con la aceptación del nuevo combustible y sus infraestructuras asociadas.
    • Realice un seguimiento del deseable equilibrio en las políticas de ayuda y financiación europeas sobre el bunkering de GNL entre los países del Norte y Sur de Europa.”
  • "Presencia proactiva de representación española en todas aquellas instituciones o foros en los que se vayan a analizar, estudiar o determinar las ventajas e inconvenientes de la declaración de las costas del Mar Mediterráneo como zona ECA, con el propósito de fijar la posición española en los procesos de toma de decisiones en la materia.”

Descargar el informe completo de la ponencia (PDF)