Los petroleros también reducen su velocidad de navegación, pero los fletadores se resisten

Los petroleros también reducen su velocidad de navegación, pero los fletadores se resisten

Las navieras que operan petroleros están reduciendo la velocidad de operación, especialmente de los VLCCs, como ya vienen haciendo, desde hace bastante tiempo, los portacontenedores, para hacer frente al aumento del coste del combustible registrado desde principios de año y a unos índices de fletes que no dejan de descender. Así se desprende de un informe recientemente elaborado por la consultora estadounidense Mcquilling Services.

“El principal interés de los fletadores en aumentar la velocidad es reducir su coste financiero, señala Mcquilling Services. “Teniendo en cuenta un tipo de interés anual de un 10%, sobre 2 millones de barriles de crudo, a 100 $/barril, esto supone un coste financiero de, aproximadamente, 55.000 $/día. Sin duda, este coste, que asume el fletador debido a la reducción de la velocidad, supera con creces la cantidad ahorrada por el armador en combustible. Si se mira de forma realista, no se puede comparar el coste financiero para el fletador con el ahorro del armador por navegar a velocidad reducida, y ello aunque se produjese una caída del precio del crudo, ya que en ese caso los precios del combustible descenderían en similar medida.”

(7-7-2011)