El FMI rebaja cuatro décimas sus previsiones de crecimiento de la economía mundial para 2019

Contempla un repunte moderado a medio plazo si se superan las incertidumbres comerciales y políticas que amenazan la recuperación

11/4/2019 - El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha rebajado en cuatro décimas, hasta el 3,3%, sus previsiones de crecimiento de la economía mundial para 2019 respecto de las publicadas en su informe de octubre del año pasado. También revisa a la baja el crecimiento para 2020, situándolo en 3,6%, una décima menos de lo previsto, aunque prevé un repunte moderado a medio plazo, todo ello en su informe semestral ‘Perspectivas de la economía Mundial’ (World Economic Outlook, WEO).

Dicha revisión se debe fundamentalmente a la desaceleración que sufre la economía mundial tras el fuerte crecimiento de 2017 y principios de 2018. La economía china se ha visto afectada por los efectos de la guerra comercial con los EE.UU. La zona euro, por las nuevas normas sobre emisiones que afectaron a la producción de automóviles, especialmente en Alemania, y también por la deuda italiana, que, unida a su situación de inestabilidad política, generan desconfianza y reducen la inversión.

El FMI prevé un repunte moderado a partir de la segunda mitad de este año, basado en las políticas de estímulo de China, el freno a la caída del crecimiento en la zona euro y la estabilización de las condiciones económicas de países emergentes, como Argentina o Turquía. También influiría positivamente el aumento de confianza del mercado financiero mundial. Por el contrario, las economías avanzadas continuarán una desaceleración gradual, a medida que el impacto del estímulo fiscal de los EE.UU. se desvanezca.

Este repunte podría dar una sorpresa positiva si se resuelven los conflictos comerciales y vuelve la confianza a empresas e inversores. Por el contrario, una escalada de las tensiones comerciales y la incertidumbre política podrían debilitar aún más el crecimiento, como podría suceder en la zona euro con un brexit sin acuerdo, una prolongación en el tiempo de la desaceleración económica o la deuda italiana y su inestabilidad política.

Incluso existe la posibilidad de un deterioro agudo de la confianza del mercado, lo que implicaría reasignaciones de cartera lejos de los activos de riesgo, diferenciales más amplios sobre los valores de refugio seguro y condiciones financieras más estrictas en general, especialmente para las economías vulnerables.

El informe completo del FMI en inglés se puede descargar en el siguente enlace.