ISO publica la esperada especificación para combustibles marinos reglamentarios

25/9/2019 - La Organización Internacional para la Normalización (ISO, por sus siglas en inglés) ha publicado por fin su esperada especificación para combustibles marinos que cumplan los requisitos de la nueva normativa de la Organización Marítima Internacional (OMI) sobre el contenido de azufre.

Bajo el título 'Consideraciones a tener en cuenta por suministradores y usuarios respecto a la calidad del combustible marino de cara a la aplicación del límite de 0,5% de contenido en azufre en 2020', esta nueva especificación públicamente disponible (Publicly Available Specification, PAS 23263:2019) ha sido desarrollada por el grupo de trabajo de la norma ISO 89217 de la OMI. Está disponible a la venta en la página web de la ISO. Las partes informativas del mismo documento pueden leerse libremente (no descargarse) en el siguente enlace.

Esta nueva especificación proporciona asesoramiento técnico en relación con las características del combustible que podrían aplicarse a combustibles específicos sobre su viscosidad cinemática, propiedades de flujo en frío, estabilidad, características de ignición y residuos catalíticos. Además, proporciona información sobre cómo considerar la compatibilidad entre combustibles, incluidos los métodos de prueba para su verificación.

Esta especificación no es una revisión de la norma ISO 8217 de la OMI, sino una guía sobre como ésta, y en concreto su última versión revisada de 2017, puede aplicarse a los nuevos tipos de combustibles reglamentarios. Mientras todos ellos deberán cumplir las especificaciones ISO 8217, unos lo harán con referencia a las de los combustibles destilados (DM) y otros a las de los residuales (RM).

Como indica la Asociación internacional de suministradores de combustibles marinos (IBIA), el nuevo límite de azufre ha obligado a los suministradores a desarrollar un nuevo tipo de combustibles marinos, comúnmente denominados VLSFO (Very Low Sulphur Fuel Oil), que se van a producir utilizando muchas “recetas” y procesos distintos. Esto implica que los VLSFO ofrecerán una gama mucho más amplia de características que el combustible más habitual del sector en la actualidad, el IFO380, que generalmente se vende simplemente según la especificación RMG380.