Baleària inicia los trabajos de remotorización a GNL del ferry Bahama Mama

Será el quinto ferry de esta naviera que podrá navegar a gas y además incorporará nuevos servicios digitales para los pasajeros

3/10/2019 - El ferry Bahama Mama, de la naviera Baleària, ya está en las instalaciones del astillero gibraltareño Gibdock donde se han iniciado los trabajos de remotorización a gas natural licuado (GNL). Una vez finalizados, a mediados del mes de enero, este buque se convertirá en el quinto de la flota de Baleària en poder navegar usando este combustible.

Los trabajos consisten en la instalación de dos tanques para GNL en la zona de popa de la cubierta superior con una capacidad de 140 m3 cada uno, que permitirá al Bahama Mama tener una autonomía de unas 750 millas. También se sustituirán los dos motores actuales del buque Caterpillar MAK9M43C, por una versión dual 9M46DF del mismo fabricante.

Según Baleària, este cambio de motorización supondrá una reducción de las emisiones de CO2 de 9.257 toneladas, equivalentes a las “de unos 6.600 turismos convencionales o a plantar 20.000 nuevos árboles”. También se emitirán 885 toneladas menos de NOx al año, y se eliminarán casi totalmente las emisiones de SOx (77 toneladas) y de materia particulada.

El uso del GNL es una apuesta estratégica de Baleària que espera tener 9 buques navegando a gas en los próximos dos años. Además de tres nuevas construcciones, de las cuales ya navegan dos, Marie Curie y Hypatia de Alejandria, seis remotorizaciones: Napoles y Abel Matutes, cuyas actualizaciones ya se han llevado a cabo y a las que se sumarán, a lo largo de 2020: Bahama Mama, Martin i Soler, Sicilia y Hedy Lamarr.

La inversión en la remotorización y modernización asciende a 12 millones de euros por buque, un 20% de la cual será sufragada a través de los fondos CEF (Connecting Europe Facility) de la UE en 5 de los 6 ferries.

Aprovechando la varada, también se llevará a cabo una modernización tecnológica del Bahama Mama, que incorporará entre otras mejoras varios servicios digitales y de conectividad para los pasajeros. Está previsto que los trabajos de remotorización y modernización duren alrededor de cuatro meses y medio.