Botado el primer buque tanque para transporte de hidrógeno líquido

17/12/2019 - El astillero japonés Kawasaki Heavy Industries (KHI) botó, el pasado 11 de diciembre, en sus instalaciones de Kobe, el pequeño buque tanque Suiso Frontier, primero del mundo especialmente proyectado para el transporte de hidrógeno líquido. Transportará este combustible a –253°C lo que reduce su volumen a 1/800 del original en estado gaseoso.

KHI instalará a bordo de dicho buque un tanque con capacidad para 1.250 m3 de hidrógeno líquido, con un sistema de aislamiento por vacío y estructura de doble capa, previendo concluir la construcción del buque para finales de 2020. Tras su entrega, el Suiso Frontier, llevara a cabo una serie de pruebas con el objetivo de establecer una cadena internacional de suministro de hidrógeno líquido entre Australia y Japón.

El objetivo de este astillero japonés es conseguir “que el hidrógeno sea un combustible tan común como el petróleo y el gas natural”. Para ello Kawasaki se asoció en 2016 con Iwatani Corporation, Shell Japan y Electric Power Development (J-POWER) para formar la Asociación para la investigación de una cadena de suministro de hidrógeno libre de carbono (HySTRA).

Fuentes del astillero admiten que este primer prototipo deberá crecer de tamaño para que despegue el transporte marítimo de hidrógeno líquido. Con 116 m de eslora y solo 1.250 m3 de capacidad, el Suiso Frontier queda lejos de los grandes metaneros, que llegan a transportar hasta 200 veces más volumen de GNL.

Además de este buque, también se está construyendo una terminal de descarga de hidrógeno líquido en Kobe, y otra instalación para la gasificación de lignito en Australia. Kawasaki forma parte de otro consorcio constituido en 2018 que ha contado con el apoyo financiero del gobierno central de Australia y del estado de Victoria para construir una refinería de gas y una terminal de licuefacción y carga de hidrógeno.