El COVID-19 provoca una fuerte subida de los costes fijos de operación de los buques

Con un 4,5%, se trata del mayor del mayor aumento en una década, según el informe anual de Drewry

tripulaciones

9/12/2020 - Los costes fijos de operación (OPEX) diarios de los buques han crecido un 4,5% en 2020 debido al COVID-19 y el aumento de las primas de los seguros, según la edición más reciente del informe anual de la consultora Drewry ‘Ship Operating Costs Annual Review and Forecast 2020/21’.

Según dicho informe, que analiza los OPEX promedio diarios de 47 tipos y tamaños de buques, se trata del mayor aumento en una década y duplica al de los dos años anteriores, que fue de un 2,0% en 2018 y de un 2,5% en 2019.

Los OPEX comprenden los costes de tripulación (salarios, seguridad social, manutención, viajes, etc.), técnicos (mantenimiento, reparaciones, pertrechos y lubricantes), seguros (casco y máquinas, y protección e indemnización) y administración.

Los efectos del COVID-19 recortaron los costes de operación de los buques durante la primera mitad del año. “Sin embargo, la reapertura de los astilleros durante la segunda mitad del año generó un aumento del gasto en reparaciones y mantenimiento que no se había podido llevar a cabo. También crecieron los costes de personal debido a la crisis de los relevos de las tripulaciones”, ha explicado el director del grupo Drewry, Martin Dixon.

Los costes de tripulación se han visto particularmente afectados en este 2020 y han subido un 6,2%, mientras que los costes de seguros de casco y máquinas (H&M), y de protección e indemnización (P&I) han aumentado un 4,5%. Mientras tanto, la interrupción de los suministros y la falta de disponibilidad de mano de obra encareció los costes de mantenimiento, reparaciones y pertrechos en torno a un 3%. Los gastos de dique seco aumentaron un 5%.

Por tercer año consecutivo, la subida de los OPEX ha sido generalizada en todos los principales sectores del transporte de mercancías.

Martin Dixon prevé que los costes de operación de los buques se moderen en 2021, a medida que los efectos de la pandemia vayan remitiendo y disminuyan los costes relacionados con el COVID-19.