El golfo de Guinea sigue siendo el punto más peligroso para los buques mercantes

Se reduce el número de ataques en el primer trimestre del año, pero aumentan los secuestros de tripulantes

22/4/2021 - El golfo de Guinea registró un 43% de todos los incidentes de piratería reportados en el mundo durante el primer trimestre de 2021, según el informe más reciente sobre piratería y ataques a mano armada de la Oficina Marítima Internacional (IMB) de la Cámara de Comercio Internacional (ICC).

Dicho informe contabiliza 38 incidentes en los tres primeros meses de 2021, lo que significa un descenso respecto a los 47 registrados en el mismo periodo del año pasado. Entre estos incidentes, 33 buques fueron abordados, 1 fue secuestrado, 2 recibieron disparos con armas de fuego y se intentaron otros 2 ataques.

A pesar de un descenso en el número total de ataques, la violencia contra la tripulación está aumentando respecto a años anteriores. Un marino fue asesinado el pasado mes de enero en un ataque a un portacontenedores, en el que 15 tripulantes fueron secuestrados. En total, 40 marinos han sido secuestrados durante el primer trimestre de 2021, casi el doble que los 22 durante los tres primeros meses de 2020.

Todos los secuestros de tripulantes y el asesinato de uno de ellos se registraron en las aguas del golfo de Guinea. Según el director de IMB, Michael Howlett, los piratas que operan en esta zona están bien equipados para atacar más lejos de la costa y son extremadamente violentos. “Es fundamental que los marinos se mantengan cautelosos y vigilantes cuando naveguen por estas aguas y denuncien todos los incidentes a las autoridades regionales y al centro de informes de IMB. Son mejores canales de información y una mayor colaboración entre las autoridades de respuesta marítima reducirán el riesgo para la gente de mar en la región”, declaró Howlett.

Los incidentes también han aumentado en otros ‘puntos calientes’ de la piratería en el mundo. En la zona del golfo de Adén y Somalia un granelero informó de la aproximación de un esquife con piratas armados y una escalera. El equipo de seguridad privada armado a bordo hizo varios disparos de advertencia y el esquife se alejó. Según el IMB, pese a la disminución de los incidentes en esta zona respecto a hace unos años los piratas somalíes continúan teniendo la capacidad para llevar a cabo ataques y es fundamental aplicar las mejores prácticas recomendadas BMP5.

Los ataques también aumentaron en aguas del estrecho de Singapur, donde se registraron seis incidentes, uno más que el primer trimestre de 2020, y en el fondeadero del puerto de Callao, en Perú, donde han pasado de registrar tres ataques entre enero y marzo el año pasado a cinco este año.

Pueden solicitar el informe anual de piratería de IMB de la Cámara de Comercio Internacional, en inglés en el siguiente enlace.