El tráfico de mercancías empieza el año con valores prepandemia

24/2/2022 - En enero de 2022, los puertos españoles de interés general movieron un total de 45,6 millones de toneladas de mercancías, un 9,4% más que enero del año anterior y un valor muy similar al de enero de 2019 (-0,4%) previo a la pandemia. Aunque es pronto para definir una tendencia, todas las partidas superaron los valores prepandemia a excepción de los graneles sólidos que fueron un 10,3% inferiores a los registrados en 2019.

Comparando con enero de 2021, todas las partidas experimentaron aumentos notables a excepción de las mercancías en contenedores, que cayeron un 4,4% debido al descenso en los tráficos de contenedores en tránsito (-10,2%): los graneles sólidos crecieron un 26,2%, seguidos de la carga general convencional (+19,2%) y los graneles líquidos (+14,9%).

Durante el mes de enero se movieron casi 1 millón de pasajeros de línea regular, un 92,6% más que en enero de 2021. La reactivación de los tráficos de pasajeros con Argelia ha favorecido cierta recuperación, pero las restricciones en Marruecos siguen afectando a los puertos del sur de España. Algeciras, por ejemplo, sigue resgistrando un descenso del 70,2% respecto a 2019, Melilla (-57,5%) y Ceuta (-45,7%). Los tráficos interinsulares tampoco han recuperado lo niveles previos a la pandemia, Baleares movió un 2,5% menos pasajeros que en enero de 2019, Las Palmas (-3,8%) y Tenerife (-11,8%). En conjunto, los puertos españoles movieron un 32,7% menos pasajeros de línea regular que en enero de 2019.

El tráfico ro-ro movió 5,3 Mt, un 8,0 más que en enero de 2019, continuando la tendencia positiva registrada durante los últimos meses de 2021.

En enero de 2022, el comercio exterior sumó 25,4 Mt de mercancías, un 17,8% más que en 2021, en línea con los niveles de enero de 2019 (25,1 Mt). Las importaciones crecieron sensiblemente (+25,7%) impulsadas por los graneles sólidos (+38,0%) y los líquidos (+23,8%) y en menor medida por la carga general (+12,1%).

Las exportaciones aumentaron un 1,4% gracias al crecimiento de la carga general (+4,9%) que compensó los descensos en los graneles sólidos (-1,5%) y líquidos (-3,0%).