Las sanciones europeas al carbón ruso revolucionan el mercado de los graneleros

1/9/2022 - El pasado 10 de agosto entró en vigor la prohibición de la Unión Europea (UE) de importar carbón procedente de Rusia, dentro de las sanciones impuestas a este país por la invasión de Ucrania el pasado mes de febrero. Al igual que está ocurriendo con otras materias primas con el mismo origen, los expertos auguran importantes variaciones en las rutas de transporte por vía marítima en todo el mundo, sobre todo respecto a las toneladas·milla transportadas.

En 2021, la UE importó 39 millones de toneladas (Mt) de carbón procedentes de Rusia, lo que supone un 36% de sus importaciones totales de esta materia prima. Debido a la necesidad de sustituir el gas natural procedente de Rusia como fuente de energía, la demanda de carbón ha aumentado en lo que va de año y se espera que siga aumentando a corto plazo.

El resultado más inmediato de esta prohibición total será que Europa importará más carbón procedente de la cuenca atlántica y Australia, mientras que la mayor parte del carbón ruso se dirigirá al este, con India y China como destinos principales. Según un informe de los consultores especializados Braemar, las importaciones europeas, históricamente han tenido poco o ningún efecto en la demanda de transporte de carbón por vía marítima de carbón. “Sin embargo, desde la invasión y el inicio de la crisis energética por la dependencia del gas ruso, ha crecido la demanda de transporte en el sector de los graneleros, no solo por el aumento en toneladas·milla, sino simplemente por los mayores volúmenes importados”, señalan desde Braemar.

Asimismo, en el mes de julio se duplicaron las exportaciones de carbón desde rusia con destino a India, hasta alcanzar 1,9 Mt; mientras que China importó 6,8 Mt, lo que supone un aumento interanual de un 22,7% y el mayor total mensual registrado hasta la fecha en estos tráficos.

Prohibición de Indonesia

A las sanciones de la UE se une la decisión adoptada por el ministro de Energía y Recursos Minerales de Indonesia tan solo un día antes, el 9 de agosto, de prohibir la exportación de carbón a 48 empresas mineras de este país. Indonesia es el mayor exportador del carbón del mundo y esta decisión ha provocado preocupación en las empresas europeas que buscan urgentemente suministros energéticos.

Según Niels Rasmussen, analista jefe de transporte marítimo de BIMCO, la prohibición de la UE aumentará la demanda de suministro no ruso en aproximadamente un 4% y una prohibición parcial sostenida de las exportaciones indonesias no ayudará a cubrir dicho incremento, por lo que es probable que India y China importen más carbón desde Rusia en los próximos meses. “Estos dos cambios en los patrones de suministro harán aumentar la distancia media de navegación en todo el mundo”, explica Rasmussen.

Además, según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), el aumento de los precios del gas natural está provocando un incremento de la demanda de carbón en todo el mundo, con un consumo que igualará este año el récord de 2013 y que alcanzará un nuevo máximo histórico el año que viene. Con este panorama, Fitch prevé un encarecimiento sustancial en los precios del carbón térmico asiático. Por ejemplo, espera que el carbón cargado en el puerto australiano de Newcastle alcance un precio medio de 320 $/t este año y de 246 $/t entre 2022 y 2026, frente a las perspectivas anteriores de 230 $/t y 159 $/t, respectivamente.