Nuevo proyecto a escala real para la captura de CO2 a bordo de un buque

7/10/2022 - Un consorcio formado por varias empresas y organizaciones del sector marítimo ha iniciado la primera fase de un proyecto para la captura de carbono a bordo de un buque en condiciones reales de operación. Dicho proyecto, denominado REMARCCABLE (Realising Maritime Carbon Capture to demonstrate the Ability to Lower Emissions) estará dividido en tres fases y está previsto que dure dos años.

Este consorcio está formado por el Centro Global para la Descarbonización Marítima (Global Center for Maritime decarbonization, GCMD); la Iniciativa Climática del Petróleo y el Gas (Oil and Gas Climate Initiative, OGCI); la empresa naviera, Stena Bulk; el fabricante de equipos marinos, Alfa Laval; la sociedad de clasificación estadounidense, American Bureau of Shipping; Deltamarin y la organización de investigación neerlandesa, TNO.

Durante este proyecto se investigará la captura y el almacenamiento, así como los procesos de descarga de dióxido de carbono (CO2) a bordo de un buque, con el objetivo de identificar los retos y las oportunidades para la introducción de dicha tecnología a bordo. Hasta el momento, la captura de carbono ha sido utilizada con éxito para reducir las emisiones de CO2 de las centrales eléctricas y las operaciones industriales, pero su aplicación en el sector marítimo está todavía en desarrollo.

Según los promotores, se trata del mayor proyecto de este tipo hasta la fecha y el objetivo es capturar al menos un 30% de CO2 en términos absolutos, lo que supone alrededor de 1.000 kg/h. Para ello el consorcio construirá y probará un sistema de captura de carbono a bordo de un petrolero MR de la naviera Stena Bulk, para evaluar los retos operativos que supone el funcionamiento de un sistema de este tipo en condiciones reales de operación de un buque en alta mar.

Una de las características del proyecto REMARCCABLE es que se utilizarán equipos y procesos no patentados, para que los resultados estén disponibles públicamente y así optimizar la difusión del conocimiento y fomentar un mayor desarrollo tecnológico. También se pretende establecer una vía para limitar el coste de la captura de CO2 a 150 euros/t para que la tecnología pueda desarrollarse comercialmente en el futuro.

La prueba inicial supondrá más de 500 horas de captura de los gases de escape de la combustión de fueloil convencional, tanto HSFO como VLSFO, e incluirá la descarga del CO2 capturado y licuado en los puertos de escala a lo largo de un viaje de 10 días. Stena Bulk mantendrá este sistema de captura de carbono a bordo y ampliará su uso más allá de esta prueba piloto.

Para el profesor Lynn Loo, director general del GCMD, “la captura de carbono a bordo de los buques es una de las soluciones necesarias a medio plazo para ayudar al sector marítimo a descarbonizarse”.