Los incidentes por piratería continúan su tendencia decreciente en el tercer trimestre del año

A pesar de registrar el nivel más bajo desde 1992, IMB alerta de que siguen siendo una amenaza para el transporte marítimo

14/10/2022 - Los 90 ataques de piratería y robos a mano armada a buques mercantes registrados de enero a septiembre de este año en todo el mundo suponen el nivel más bajo desde 1992, según el informe trimestral más reciente sobre piratería publicado por la Oficina Marítima Internacional (IMB) de la Cámara de Comercio Internacional (CCI).

A pesar de los buenos datos registrados, la IMB hace un llamamiento a los actores regionales e internacionales para que mantengan sus esfuerzos, tanto en el golfo de Guinea como en otras zonas marítimas de todo el mundo, dónde los incidentes de piratería están aumentando.

Según dicho informe, de los 90 incidentes registrados, 85 fueron abordajes a buques, tanto fondeados como navegando. Asimismo, un buque fue secuestrado y se produjeron otros cuatro intentos de ataque. Casi todos los incidentes se produjeron durante la noche. El riesgo para las tripulaciones sigue vigente. Durante los nueve primeros meses del año 27 tripulantes fueron tomados como rehenes, seis asaltados y cinco amenazados.

Para IMB, los 13 incidentes registrados en aguas del golfo de Guinea durante este periodo suponen un descenso “positivo y significativo” respecto a los 27 de los tres primeros trimestres de 2021. “Este descenso es bienvenido, pero los esfuerzos sostenidos y continuos de las autoridades costeras y la presencia de las armadas internacionales siguen siendo esenciales para salvaguardar a la gente de mar y el transporte y el comercio regional e internacional a largo plazo. No hay lugar para la complacencia” declaró el director de IMB, Michael Howlett.

Sin embargo, siguen aumentando los incidentes en aguas del estrecho de Singapur, dónde se registraron 31 incidentes en los primeros nueve meses de 2022, un aumento del 50% respecto a los 21 notificados en el mismo período del año pasado. En todos los casos se trató de abordajes y fueron considerados “delitos oportunistas de bajo nivel, sin secuestros de tripulaciones ni de buques”, aunque en 16 de ellos se notificó el uso de armas.

IMB cree que no se notifican todos los incidentes en estas aguas o se notifican tarde, y anima a los capitanes a hacerlo lo antes posible para que las autoridades locales puedan identificar, investigar y detener a los autores.

También ha descendido el número de informes registrados en el fondeadero del puerto de El Callao en Perú, que ha pasado de 15 incidentes en los primeros nueve meses de 2021 a ocho en el mismo periodo de este 2022. Además, se han reportado otros cinco en el fondeadero de Macapa, Brasil, incluido un abordaje a un granelero fondeado el pasado 30 de agosto en el que se retuvo a seis tripulantes.

El informe más reciente sobre piratería y robos a mano armada a buques mercantes de IMB está disponible en el siguiente enlace.