ICS propone un nuevo fondo verde para el uso y producción de ‘combustibles verdes’

La propuesta incorpora un sistema de recompensas para los primeros usuarios de dichos combustibles

27/10/2022 - Ante la próxima reunión del Comité de Protección del Medio Marino (MEPC) de la OMI, que tendrá lugar del 12 al 16 de diciembre, la Cámara Naviera Internacional (ICS) ha remitido a la Organización Marítima Internacional (OMI) una propuesta para la creación de un nuevo fondo y un sistema de recompensas que premiaría a los pioneros en utilizar o producir combustibles verdes para el sector marítimo.

ICS reafirma en la propuesta la importancia de la neutralidad tecnológica con respecto a qué tipos de combustibles alternativos deberían ser elegibles para las recompensas, y considera que existen diferentes combustibles alternativos potenciales, incluyendo, entre otros, el metanol, el amoníaco, el hidrógeno, los biocombustibles sostenibles y los combustibles sintéticos. 

Este nuevo plan propuesto por ICS recompensará a los buques en función de la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que ahorren. Dichas recompensas estarían financiadas por una contribución obligatoria de los buques por tonelada de CO2 emitida. Las primeras estimaciones indican que los pioneros en apostar por la reducción de emisiones podrían ahorrar más de un millón de dólares al año.

El texto presentado por ICS para la creación de un fondo y un sistema de recompensas combina elementos de otras propuestas recientes de diferentes gobiernos. Además, incorpora un sistema de contribución ya propuesto por ICS e Intercargo y otras ideas presentadas por la Unión Europea. Cabe recordar que la Cámara Naviera propuso la creación de un fondo de investigación y desarrollo dotado con 5.000 millones de dólares para el cual no logró un acuerdo en la OMI.

Las contribuciones de la flota mundial estarían destinadas a un ‘Fondo Internacional de Sostenibilidad Marítima’. Según ICS, este fondo podría recaudar miles de millones de dólares al año que se destinarían a reducir la diferencia de precios entre los combustibles marinos convencionales y los alternativos, así como a apoyar la inversión en los países en desarrollo para la producción de nuevos combustibles marinos y la infraestructura de abastecimiento. Con esta iniciativa se pretende garantizar que al menos el 5% de la energía utilizada por la flota mercante mundial de transporte en 2030 provenga de combustibles alternativos.

Según el secretario general de ICS, Guy Platten, esta propuesta puede ir más allá del alcance tradicional de la OMI, impulsando la inversión para la producción de combustible y la infraestructura de suministro en los puertos de todo el mundo.

Para alcanzar el objetivo de cero emisiones a mediados de siglo, estos nuevos combustibles deben empezar a estar disponibles comercialmente en cantidades significativas en 2030, como tarde. “El compromiso siempre es difícil, pero la propuesta trata de equilibrar las inquietudes de diferentes Estados para lograr un apoyo mayoritario”, concluyó el presidente de ICS, Emanuele Grimaldi.