La asociación europea de navieras y la federación europea de trabajadores del transporte advierten contra “una reducción progresiva de la protección militar contra la piratería”

La asociación europea de navieras y la federación europea de trabajadores del transporte advierten contra “una reducción progresiva de la protección militar contra la piratería”



El pasado 5 de diciembre, la Asociación de Navieros Daneses y la europarlamentaria danesa Anna Robasch (del grupo Conservadores y Reformistas Europeos) organizaron en el Parlamento Europeo una jornada sobre “La realidad de la piratería moderna: amenaza diaria y trauma duradero”, en la que unos 120 representantes de las instituciones europeas vieron la película danesa “Un secuestro” y debatieron sobre la piratería en el transporte marítimo. Participaron la asociación europea de navieras (European Community Shipowners’ Associations, ECSA) y la Federación Europea de Trabajadores del Transporte (European Transport Workers’ Federation, ETF).

Durante el debate, ETF reiteró que se opone firmemente a la restricción o a la penalización del pago de rescates a los piratas, por sus efectos negativos para los marinos y las navieras. “ECSA y ETF consideran, que el pago de rescates sigue siendo, por el momento, un instrumento necesario para garantizar el retorno seguro de los marinos.”

También se analizó la extensión de los actos de piratería y de robos a mano armada en la mar a otras regiones. ECSA y ETF llamaron la atención sobre el aumento de estos ataques en el Oeste de África y pidieron a la comunidad internacional una respuesta apropiada para evitar cualquier escalada. “Se deberían apoyar medidas específicas y especialmente elaboradas para esta región, ya que el modus operandi de los ataques es aquí muy diferente del de los piratas somalíes.”

“ECSA y ETF quieren señalar que, en el contexto actual de negociaciones presupuestarias difíciles y complicadas, tanto en el ámbito de la UE como de los Estados miembros, es absolutamente imprescindible garantizar la continuidad del apoyo político, logístico y financiero a la operación Atalanta.”

Según David Giles, Oficial de Enlace de la Operación Atalanta y Comandante de la Armada Británica, pese a que se ha reducido los ataques de piratería en el Cuerno de África, “es importante no dormirse en los laureles”. Una presencia militar en la región sigue siendo primordial hasta que se resuelvan las causas fundamentales.  Indicó que, aunque las fuerzas militares (la operación Atalanta de la UE, la operación Ocean Shield de la OTAN y las Fuerzas Militares Combinadas) contribuyen indudablemente a reducir la piratería, el sector naviero, mediante la aplicación de las Mejores Prácticas de lucha contra la piratería y el enrole de guardias privados armados a bordo de los buques, han tenido un impacto muy significativo.

(13-12-12)