La piratería descendió drásticamente en Somalia en 2012, pero la amenaza sigue siendo muy seria

La piratería descendió drásticamente en Somalia en 2012, pero la amenaza sigue siendo muy seria



Como resultado de las actuaciones firmes de las fuerzas navales de la UE y otros países, los ataques piratas en Somalia descendieron drásticamente en 2012. Sin embargo, la Oficina Marítima Internacional (International Maritime Bureau, IMB) advierte de que la amenaza y la capacidad de respuesta de los piratas siguen siendo muy serias.

El número de actos de piratería sobre el transporte marítimo descendió en 2012 al nivel más bajo de los últimos 5 años, gracias a una "drásrtca reducción" de la piratería en Somalia, aunque el Este de África y el Golfo de Guinea siguen siendo las zonas más afectadas del mundo.

Según los datos de IMB, un total de 297 buques sufrieron ataques en el mundo en 2012, casi un tercio menos que el año anterior (439 buques) y 28 buques fueron secuestrados. El número de rehenes tomados a bordo descendió un 27%, de 802 en 2011 a 585 en 2012.

En Somalia y el Golfo de Adén, los ataques se redujeron un 68% (75 buques en 2012, comparado con 237 en 2011). Aunque esta zona supone un 25% de todos los incidentes en el mundo, el número de buques secuestrados en Somalia se redujo a la mitad, pasando de 28 en 2011 a 14 en 2012. Un total de 250 marinos fueron tomados como rehenes en esta zona. Actualmente, los piratas somalíes tienen retenidos 8 buques y 127 rehenes.

Para el Director de IMB, Pottengal Mukundan, "la continuidad de la presencia de las fuerzas navales es vital para asegurar que la piratería somalí permanezca en niveles bajos. Este progreso podría fácilmente perderse si los buques de las fuerzas navales se retirasen de la zona."

Pottengal Mukundan ha añadido que las cifras de 2012 se deben igualmente a la aplicación de las "mejores prácticas recomendadas" por parte de la tripulación, y al empleo de guardias privados armados a bordo de los buques.

(17-1-13)