Blue Star Line encarga una réplica del “Titanic” a un astillero chino e invita a otros europeos a unirse al proyecto

Blue Star Line encarga una réplica del “Titanic” a un astillero chino e invita a otros europeos a unirse al proyecto



Blue Star Line, naviera propiedad del empresario minero australiano Clive Palmer, ha encargado al astillero chino estatal CSC Jinling Shipyard, situado en Nanjing, la construcción del “Titanic II”, una réplica del transatlántico “Titanic”, que se hundió en 1912.

También han sido invitados a participar en el proyecto y construcción del “Titanic II” importantes astilleros y compañías de ingeniería naval, como Deltamarin de Finlandia, según declaraciones del portavoz del CSC Jinling Shipyard recogidas por la prensa internacional. Aunque el contrato sobre el proyecto del buque aún no se ha firmado, la idea inicial es que este crucero, de 270 m de eslora y 53 m de manga, cuente con 9 cubiertas, 840 camarotes, gimnasios, piscinas y bibliotecas. Aunque su aspecto reproducirá en todo lo posible el buque original, el nuevo Titanic contará, lógicamente, con tecnologías avanzadas y los últimos sistemas de comunicación y seguridad, para cumplir los requisitos de la navegación moderna.

Como el “Titanic” original El “Titanic II” hará su viaje inaugural de Southampton (Reino Unido) hasta Nueva York en 2016, con 900 tripulantes y 2.400 pasajeros a bordo.

(28-2-13)