Stopford: “Harán falta 3,4 billones de dólares para modernizar la flota para 2050”

22/4/2021 - Los navieros deberán invertir alrededor de 3,4 billones de dólares en la renovación y expansión de la flota para 2050, según declaró el Dr. Martin Stopford el pasado 15 de abril durante una presentación en un foro sobre descarbonización. Para el presidente no ejecutivo de Clarkson Research Services, se tendrán que destinar un total de 2,2 billones a la renovación de la flota para cumplir los objetivos de descarbonización del sector y otros 1,2 billones adicionales para cubrir el coste de la necesaria expansión de la flota por el crecimiento del comercio mundial.

Buques portacontenedores y graneleros asumirían cada uno alrededor del 15% de este total, los metaneros otro 12% y los buques tanque ‘solo’ un 6%.

La proyección del Dr. Stopford parte de un escenario de crecimiento global suave que ya presentó en abril de 2020 en un documento titulado ‘Coronavirus, cambio climático y transporte marítimo inteligente: Tres escenarios marítimos 2020-2050’. Dicho escenario estimaba que se cumpliría el objetivo de la Organización Marítima Internacional (OMI) de reducir las emisiones de CO2 del transporte marítimo mundial al menos en un 50% para 2050, respecto a 2008, pasando de los 900 millones de toneladas (Mt) de CO2 iniciales a unos 324 Mt.

Para Martin Stopford el problema es que los datos históricos de ingresos de las empresas navieras están muy lejos de cubrir el volumen de inversión necesario y necesitaran la ayuda de los fletadores. “Entre todos deberán tomar la iniciativa y decidir en que tecnología deben involucrarse”, declaró el Dr. Spotford.

Los astilleros tendrán que tomar la iniciativa en la construcción de buques que satisfagan las demandas de los fletadores y el ahorro de emisiones. Por su parte, los armadores deberán crear nuevas organizaciones y estructuras, que den a los fletadores seguridad para sus inversiones. Según el Dr. Stopford, “las empresas y los sistemas regulatorios actuales no fueron diseñados para resolver los problemas que se avecinan”.

Sin embargo, durante las próximas décadas el papel principal en cuanto a emisiones lo va a tener la flota actual, y por tanto resultará crucial una gestión eficiente de la misma. En los tres escenarios presentados en su documento del año pasado, Stopford muestra que, en promedio, los buques construidos antes de 2020 representarán alrededor del 50% de todas las emisiones del transporte marítimo en 2050. Otro 22% estará originado por los buques propulsados por combustibles convencionales construidos después de 2020 y el 28% restante provendrá de buques de gas e híbridos.

Últimas Noticias