El FMI revisa a la baja la previsión de crecimiento para España

La recuperación mundial continúa pese al aumento de la incertidumbre y las diferencias entre las economías

 

14/10/2021 - El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha revisado a la baja en medio punto, hasta un 5,7%, su previsión de crecimiento para España en 2021, respecto a las previsiones de la edición de julio de su Informe de perspectivas de la economía mundial (World Economic Outlook, WEO). La versión de otoño de este informe, presentado el pasado 12 de octubre, también reduce ligeramente las previsiones de crecimiento mundial para este año, que pasan de un 6,0% a un 5,9%, aunque mantienen sin cambios las de 2022.

Según dicho informe, “la recuperación mundial continúa, pero ha perdido ímpetu, obstaculizada por la pandemia”. Los nuevos brotes en puntos esenciales de las cadenas mundiales de suministro han provocado demoras imprevistas en el abastecimiento, estimulando la inflación en muchos países y afectando a las perspectivas a corto plazo de las economías avanzadas.

En los países en desarrollo, los efectos han sido más notables y han propiciado una revisión más acusada de las proyecciones, aunque para algunos países exportadores de materias primas éstas hayan mejorado, impulsadas por el aumento de los precios.

Para el FMI, una de las mayores preocupaciones es la cada vez mayor divergencia de las perspectivas de crecimiento entre las economías avanzadas y los países en vías de desarrollo. Se prevé que en conjunto, los países desarrollados recuperen la tendencia previa a la pandemia en 2022 y la superen en un 0,9% en 2024. Sin embargo, las economías de mercados emergentes y en desarrollo (excluida China) se mantendrán un 5,5% por debajo de las previsiones prepandémicas hasta 2024.

Dicho organismo internacional centra la causa de estas divergencias en la “gran brecha de las vacunas” y de la disparidad en las políticas de apoyo durante la pandemia. Mientras que casi un 60% de la población de las economías avanzadas ya está completamente vacunada, e incluso se están administrando dosis de refuerzo, aproximadamente el 96% de la población de los países en desarrollo y con bajos ingresos sigue sin vacunar.

Por otra parte, los problemas de abastecimiento, unidos a la recuperación de la demanda y el repunte de los precios de las materias primas, han causado un rápido aumento de la inflación agravando las cargas de los hogares más pobres.

El FMI advierte de que si los efectos de la pandemia de COVID-19 se prolongan, podrían generar una reducción acumulada del PIB mundial de 5,3 billones de dólares durante los próximos cinco años con respecto a nuestra proyección actual. “La comunidad internacional debe redoblar los esfuerzos para garantizar el acceso equitativo de cada país a las vacunas, acabar con la reticencia a vacunarse allí donde el suministro sea adecuado, y garantizar una mejora de las perspectivas económicas para todos”, concluye.

La edición de abril del informe del FMI ‘Perspectivas de la economía Mundial’ está disponible en español en el siguiente enlace.

Últimas Noticias