Los ataques de piratería en su nivel más bajo desde hace casi 30 años

A pesar de la actual tendencia a la baja, la amenaza de la piratería y los secuestros de tripulaciones sigue vigente

15/7/2022 - Durante el primer semestre de 2022 se ha registrado el número más bajo de ataques de piratería y robos a mano armada a buques mercantes para dicho periodo desde 1994, según el informe trimestral más reciente sobre piratería publicado por la Oficina Marítima Internacional (IMB) de la Cámara de Comercio Internacional (CCI). 

Dicho informe recoge un total de 58 incidentes de piratería de enero a junio de este año en todo el mundo, un 14,7% menos que los 68 registrados en el mismo periodo del año pasado. De estos ataques, 55 fueron abordajes, un buque fue secuestrado y se produjeron dos ataques fallidos.

Para Michael Howlett, director de IMB, estos datos “no son solo buenas noticias para la gente de mar y el sector del transporte marítimo, sino también para el comercio, que promueve el crecimiento económico”. Sin embargo, Howlett también advirtió de que las zonas de riesgo cambian y hay que permanecer vigilante. También animó a los gobiernos y a las autoridades responsables a que continúen con sus patrullas, “que generan un efecto disuasorio”.

A pesar de la tendencia a la baja, en el 96% de los ataques que se produjeron durante el primer semestre de 2022 el buque resultó abordado y la amenaza contra las tripulaciones continúa, con 23 tripulantes tomados como rehenes en secuestros de buques, y otros cinco amenazados.

Según el informe de IMB, en el golfo de Guinea se registraron 12 de los 58 incidentes totales. El más destacado fue un abordaje de un granelero Panamax, a principios de abril, a 260 millas de la costa de Ghana. La tripulación pudo refugiarse y dar la voz de alarma. Un buque de guerra de la Marina italiana y su helicóptero intervinieron, abortando el ataque y escoltando al buque mercante a un puerto seguro.

La amenaza de la piratería y los secuestros de tripulaciones sigue vigente en esta zona de África Occidental, donde se produjeron un 74% de las tomas de rehenes entre las tripulaciones de los buques en todo el mundo.

Otras zonas peligrosas para los buques mercantes y sus tripulaciones siguen siendo el estrecho de Singapur y las aguas de Indonesia. El primero, con 16 ataque registrados, supone un 25% de todos los incidentes denunciados desde principios de año. Las segundas han registrado un aumento de los ataques (siete, frente a los cinco del mismo periodo del año pasado) por primera vez desde 2018.

En las zonas de Somalia y el golfo de Adén no se ha registrado ningún incidente de enero a junio de este año. Aunque la posibilidad de que se produzcan incidentes se ha reducido, los piratas somalíes siguen teniendo la capacidad de llevar a cabo ataques, por lo que IMB recomienda a todos los buques mercantes que sigan las directrices sobre Mejores Prácticas de Gestión, mientras transitan por estas aguas.

Pueden solicitar el informe anual de piratería de IMB de la Cámara de Comercio Internacional, en inglés en el siguiente enlace.

Últimas Noticias