Un 61% en tonelaje de los encargos de 2022 podrá utilizar combustibles alternativos

El volumen mundial de pedidos durante el año pasado se redujo un 20% pero su valor aumentó un 6%

20/1/2023 - Los encargos durante 2022 de buques de nueva construcción que pueden operar con combustibles alternativos supusieron un 61% del total en términos de tonelaje, según un informe de Clarksons, publicado recientemente. Aunque el volumen mundial de nuevos contratos se redujo en torno a un 20% en términos de CGT respecto al 2021, sus precios han subido un 15% en promedio, ya que los encargos han correspondido a buques más complejos, como los metaneros que han alcanzado un valor total de 39.000 millones de dólares (M$). Esto ha resultado en un aumento de un 6% en el valor de los pedidos, hasta los 124.300 M$.

Según dicho informe, los pedidos en 2022 estuvieron dominados por los metaneros, que alcanzaron la cifra récord de 182 unidades, lo que supone un 36% del total en términos de CGT; seguidos de los buques portacontenedores, con 350 buques y un 29% de las CGT; y los car carriers, que totalizaron 69 unidades y un 2,4% de las CGT. A pesar de la mejora de los mercados de fletes de petroleros y de graneleros, los pedidos para estos tipos de buques cayeron un 64% y un 54%, respectivamente. Clarksons prevé que durante 2023 se mantenga la tendencia en el sector de los metaneros, junto con un aumento de los pedidos de petroleros

Por países, la mayoría de los encargos fueron a parar a China (49%) y Corea del Sur (38%), mientras que en Japón cayeron un 50% respecto a 2021. Las entregas de buques también cayeron un 8% respecto al año anterior, con una cuota de un 47% para China, un 25% para Corea del Sur y un 16% para Japón. En Europa se ha estabilizado en torno a un 8% y 2,5 millones de CGT, gracias a las entregas de cruceros.

Clarksons prevé que las entregas aumentarán en torno a un 6% durante 2023, cada vez más dominadas por buques portacontenedores y metaneros, con una cuota de un 41% de las entregas previstas para 2023 y de un 58% para 2024. También prevé un aumento de la producción de Corea del Sur.

Desde el punto de vista de los armadores, China, con 18.400 M$; Japón, con 15.100 M$; e Italia 11.000 M$, aportaron un 36% de la inversión. La aportación de los armadores griegos fue de 8.500 M$.

El informe de Clarksons estima que la capacidad de construcción naval en la actualidad es un 40% inferior a la de hace una década, con solo 131 grades astilleros activos frente a 320 en 2009. La cobertura de la cartera de pedidos de los astilleros ha aumentado a 3,5 años frente a 2,5 años en 2020.

Para Clarksons, el camino hacia la descarbonización del sector del transporte marítimo y la introducción de los nuevos combustibles alternativos provocará la renovación de la flota durante la próxima década, con la entrada en vigor de las normas de la OMI sobre eficiencia de los buques (EEXI) y la intensidad de carbono (CII) y la inclusión del sector en el sistema de comercio de emisiones de la Unión Europea, previsto para 2024.

Según datos del informe de Clarksons, más de la mitad del tonelaje encargado en 2022 (397 buques y 36,7 millones de GT) estaba equipado con motores duales de gas natural licuado (GNL); un 7,0% (43 buques y 5,0 millones de GT) podría utilizar metanol como combustible; un 1,1% (17 buques y 0,8 millones de GT) gases licuados del petróleo (GLP); y un 1,2% correspondía a buques híbridos con sistemas de baterías. Asimismo, un 10,8% de los buques (90 unidades y 7,7 millones de GT) estaban preparados para poder usar amoniaco como combustible (ammonia ready), otro 1,4% (31 pedidos) eran LNG ready; un 0,1%, hydrogen ready y 22 pedidos methanol ready.

Últimas Noticias