Finaliza la instalación de las compuertas de la ampliación del Canal de Panamá

El pasado 28 de abril se ha instalado, en el lado del Pacífico, la última de las 16 compuertas de las nuevas esclusas del Canal de Panamá, con lo que termina una de las fases más complejas de la obra. La última compuerta mide 57,6 m de ancho, por 10 de largo y 33 de alto y tiene un peso de 4.232 toneladas.

Han transcurrido casi 8 años desde que, el 3 de septiembre de 2007 se iniciasen las obras de ampliación, con la voladura del cerro Cartagena, incluyendo un parón por el sobrecoste de las obras, que enfrentó a principios de 2014 al consorcio de empresas contratistas con la Autoridad del Canal.

Las nuevas compuertas para las esclusas diseñadas por el consorcio no son abisagradas, como las actuales, sino inundables y rodantes, lo que facilita su futuro mantenimiento. El proceso de apertura y cierre dura entre cuatro y cinco minutos.

Ahora comenzará la conexión de los componentes electromecánicos para, posteriormente, realizar las pruebas de operación y tránsito por las esclusas. En las próximas semanas comenzarán a inundarse las del lado Atlántico, para lo que se utilizarán más de 20 millones de m3 de agua del lago Gatún que completará el llenado de los 2 nuevos complejos de esclusas. Las pruebas de funcionamiento se prolongarán hasta principios de 2016.

Se puede ver un pequeño vídeo sobre las nuevas compuertas en el canal de YouTube de la Autoridad del Canal de Panamá en este enlace.

La empresa española Sacyr lidera el consocio que en julio de 2009 se adjudicó esta obra, una de las mayores de ingeniería de civil de la historia, por un importe de unos 2.300 millones de euros. Sus socios son la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña Cusa.

(5-5-2015)