El transporte marítimo sigue reduciendo las emisiones de CO2, según un nuevo informe de ICS

Ante la próxima celebración de la Cumbre del Cambio Climático de la ONU el próximo mes de diciembre en París, el sector del transporte marítimo, representado a nivel mundial por la Cámara Naviera Internacional (ICS), ha lanzado una serie de mensajes clave para los negociadores de los gobiernos, explicando sus grandes progresos en la reducción de su huella de carbono.

Un breve informe con los últimos datos titulado “Delivering CO2 Emission Reductions: Shipping is Part of the Solution” (PDF, inglés 1,5 Mb) se puede descargar en el siguiente enlace.

Según estos datos, el sector ya ha conseguido un crecimiento de su actividad sin aumentar sus emisiones de carbono, habiéndolas reducido de hecho más de un 10% desde 2007, a pesar del aumento del comercio marítimo en ese periodo. Según un estudio de 2014 de la OMI, hoy día, las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes del transporte marítimo representan solamente un 2,2% del total de las emisiones globales, frente al 2,8% en 2007.

"Estas reducciones son genuinas, conseguidas mediante una mayor eficiencia en el consumo de combustible y sin la necesidad de aplicar complejas medidas virtuales, como las compensaciones de emisiones de carbono", declaró el secretario general de ICS, Peter Hinchliffe. "Con buques más grandes, mejores motores y un control más inteligente de la velocidad, el sector confía en conseguir reducir un 50% sus emisiones de CO2 para el año 2050, cuando toda la flota mundial estará formada por buques muy eficientes, de los cuales muchos utilizarán combustibles limpios como el GNL".

Pero, mientras llega la Cumbre de París, el sector naviero reconoce que los gobiernos esperan más. La OMI ya ha establecido un objetivo obligatorio por el que todos los buques construidos a partir de 2025, incluidos los de los países en desarrollo deberán ser un 30% más eficientes que los construidos en la década de 2000. Esto se aplica a más del 95% de la flota mercante mundial con normas que entraron en vigor en todo el mundo en 2013.

ICS añade que la OMI es el único organismo que puede asegurar que toda la flota mundial continuará reduciendo sus emisiones de CO2, independientemente del pabellón de un buque y respetando el principio de “responsabilidades comunes pero diferenciadas” del Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

La Cámara también destaca que la reducción antes mencionada se ha conseguido globalmente y no sólo en los buques registrados en los países más ricos y obligados por el Protocolo de Kyoto a reducir sus emisiones terrestres de CO2.

"La flota mundial al completo es un 20% más eficiente que en 2005. Con el apoyo del sector naviero, la OMI ya ha logrado mucho y es el único foro que puede ofrecer nuevas reducciones significativas de CO2 procedentes del transporte marítimo internacional", concluyó Peter Hinchliffe .

22-9-2015