El FMI recorta sus previsiones de crecimiento mundial para 2015 y 2016, pero las mantiene para España

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha recortado en dos décimas sus previsiones de crecimiento de la economía mundial para 2015 y 2016, hasta el 3,1% y el 3,6%, respectivamente. Según la última edición de su informe trimestral “Perspectivas económicas Mundiales”, la tasa de crecimiento de las economías avanzadas aumentará ligeramente a 2,0% este año y a 2,2% el próximo, pero las de los países emergentes disminuirán del 4,6% en 2014 a 4,0% en 2015, si bien con grandes variaciones dependiendo del país.

“Seis años después de que la economía mundial emergiera de la recesión más amplia y profunda desde la posguerra, la tan ansiada vuelta a una expansión sólida y generalizada sigue siendo incierta”, declaró el consejero económico y director del Departamento de Estudios, Maurice Obstfeld, “los riesgos para la economía mundial ahora parecen más pronunciados que hace unos meses”, añadió.

Respecto a España, el FMI ha mantenido sin cambios sus previsiones, del 3,1% para este año y el 2,5% para 2016. La fortaleza de la recuperación de la actividad en nuestro país se refleja en las previsiones de desempleo, con una tasa de paro de 21,8% a final de 2015 y del 19,9% en 2016, mejorando así lo previsto el pasado agosto, cuando auguraba que la tasa de paro española en 2015 sería del 22% y del 21,1% en 2016.

Según el citado informe, las mejores cifras de las economías avanzadas obedecen principalmente a un afianzamiento de la recuperación en la zona del euro y el retorno de Japón a un crecimiento positivo, gracias a la disminución de los precios del petróleo y, en algunos casos, a la depreciación de la moneda. Pero también advierte que la recuperación mundial se puede ver frenada, especialmente en las economías emergentes, debido a una serie de factores:

  • Una mayor disminución de los precios del petróleo y de las materias primas, que, si bien benefician a los países que las importan, complican las perspectivas para los países exportadores, algunos de los cuales ya se enfrentan a situaciones difíciles (caso de Rusia, Venezuela, Nigeria y Brasil).
  • Una desaceleración inesperadamente pronunciada en China, que parece demuestra que la transición hacia un modelo de crecimiento basado en el mercado y el consumo resulta más difícil de lo esperado.
  • El aumento de la volatilidad en los mercados financieros
  • Una nueva apreciación del dólar
  • El recrudecimiento de las tensiones geopolíticas en Ucrania, Oriente Medio o zonas de África, que podría minar la confianza.

Puede descargar el resumen ejecutivo del capítulo 1 del informe (PDF 2,5 Mb) y de los capítulos 2 y 3 (PDF 1,5 Mb) en español; así como el informe completo en inglés (PDF 9,5 Mb)

9-10-2015