La Comisión Europea se propone simplificar la normativa comunitaria sobre seguridad en el transporte marítimo de pasajeros

La Comisión Europea (CE) presentó, el pasado 16 de octubre, los resultados de un informe desarrollado en el marco del llamado “Programa de Adecuación y Eficacia de la Reglamentación” (REFIT) sobre la normativa europea de seguridad a bordo de los buques de pasajeros. En las conclusiones de dicho informe, la Comisión observa una excesiva complejidad, cargas administrativas, ambigüedad y falta de claridad.

En consecuencia, la Comisión se ha propuesto simplificar y actualizar la legislación comunitaria sobre el transporte marítimo de pasajeros para reforzar la seguridad, tanto en viajes nacionales y como trasnacionales, y promover la adopción de criterios comunes para una mayor eficiencia en casos de emergencia.

Según el informe de la Comisión, la complejidad de la normativa se ve agravada “por el formato anticuado de los criterios de seguridad para los barcos nacionales, que es difícil comparar con los internacionales". Además refleja ambigüedad en algunos conceptos y definiciones que “dificultan una aplicación eficaz de la normativa" y algunas dificultades en la definición de los requisitos de seguridad.

El informe revela, además, una serie de problemas que actualmente limitan la eficacia de las operaciones de rescate, como el acceso por las autoridades competentes, en caso de emergencia, a datos básicos, como la nacionalidad de los pasajeros. En concreto, propone la implantación a bordo de un sistema electrónico que, en caso de emergencia, permita la transmisión inmediata de datos a la autoridad competente, así como el registro de la nacionalidad de los pasajeros.

La comunicación de la Comisión con las conclusiones del informe están disponibles en el siguiente enlace (en inglés).

21-10-2015