A pesar de las re-exportaciones europeas, Asia seguirá determinando la evolución del mercado del transporte de GNL

Los fletes de transporte de gas natural licuado (GNL) siguen estando condicionados a la baja por la débil demanda asiática y una flota cada vez mayor. Los armadores están depositando sus esperanzas en una reactivación de la demanda europea. Sin embargo, según las previsiones del último informe LNG Forecaster de Drewry, ésta no será suficiente para que aumenten los fletes en el transporte de GNL.

Hasta la reciente caída de los precios del petróleo, los precios del GNL en el mercado asiático resultaban caros en comparación con el precio del gas transportado por gasoducto hasta Europa y los compradores europeos preferían re-exportar las cargas hacia los mercados asiáticos, más rentables. Este hecho, ayudó a crear una demanda sustancial de transporte, ya que los buques gaseros encontraban trabajo en los dos sentidos, primero en la importación hasta Europa y luego en la re-exportación a Asia.

Sin embargo, al haberse debilitado la demanda asiática, la diferencia de precios entre el GNL en Asia y en Europa ha disminuido notablemente, lo que ha afectado a las re-exportaciones europeas. España, es el mayor re-exportador de Europa y, después de haber aumentado notablemente sus exportaciones de GNL en 2014 (ver gráfico), durante los 8 primeros meses del año en curso éstas han descendido hasta 1,3 millones de toneladas, un 40% menos que en el mismo período del año pasado.

Según este informe de Drewry, la reciente caída de los precios del petróleo ha provocado que el precio CIF del GNL en Europa resulte competitivo con el del gas por gasoducto, lo que podría dar lugar a una mayor demanda de importaciones de GNL en los países europeos, en sus esfuerzos por diversificar su base de proveedores. Sin embargo, la creciente preferencia por las fuentes de energía renovables y el menor consumo de gas doméstico será un freno para cualquier aumento importante de la demanda total de gas en Europa, de modo que Asia seguirá siendo el eje principal de la demanda y el mercado de GNL.

Según el analista de transporte marítimo de GNL de Drewry, Shresth Sharma, "si los precios de las materias primas siguen siendo bajos, las re-exportaciones europeas de GNL se estancarán, disminuyendo las perspectivas de empleo para los metaneros, lo que reducirá aún más los fletes". El crecimiento de la demanda europea estará limitado por el acceso de la región a otras fuentes de combustible alternativas y su compleja infraestructura de gasoductos. “Creemos que la demanda de GNL europea seguirá siendo modesta y las importaciones asiáticas seguirán siendo el principal motor de crecimiento de la demanda mundial de gas natural a medio plazo", concluyó Sharma.

4-11-2015