Empresas públicas de Irán invertirán 2.400 millones de dólares para renovar su flota en astilleros surcoreanos

La naviera IRISL (Islamic Republic of Iran Shipping Lines) y la petrolera IOOC (Iranian Offshore Oil Co.), ambas propiedad del Estado iraní, han alcanzado un principio de acuerdo con varios astilleros surcoreanos para la construcción de varios buques por un valor aproximado de 2.400 millones de dólares, según publica el diario económico Wall Street Journal.

Este acuerdo forma parte de los esfuerzos de Irán para recuperar su capacidad de transporte marítimo, tras el levantamiento, a principios de este año, de las sanciones impuestas por la ONU, la UE y los EEUU.

Según fuentes que estuvieron presentes en la negociación, la concreción del acuerdo está pendiente de la financiación. El gobierno Iraní está sopesando varias opciones, entre las que se incluye el pago de un depósito del 20% mediante acuerdos intergubernamentales de suministro de petróleo con Corea del Sur.

Las negociaciones podrían culminar a finales de este verano, momento en que el Gobierno surcoreano podría dar las suficientes garantías a los astilleros implicados para empezar a trabajar en los buques a partir de 2018.

Los mencionados acuerdos incluirían al menos la construcción de 10 petroleros de productos, 6 graneleros Handysize y 6 portacontenedores de 14.500 TEUs de capacidad.

En la actualidad, IRISL opera unos 115 buques con una capacidad total de 3,3 millones de toneladas de peso muerto. Sin embargo, una parte de estos buques han sido desclasificados —considerados poco seguros para operar— y no pueden ser asegurados. Hasta la entrega de los nuevos buques, cubrirían sus necesidades con buques tomados en fletamento de armadores griegos.

17-6-2016