Los fletes de contenedores inician una recuperación que se prevé modesta pero duradera

Según el último informe publicado por el bróker Drewry, los fletes de los portacontenedores se recuperarán de los valores mínimos alcanzados en los últimos meses y crecerán modestamente a lo largo de los próximos 18 meses. Hasta el momento, los fletes de los portacontenedores se han mostrado muy volátiles a la vez que los beneficios han descendido a niveles récord.

Drewry señala que existen ciertos paralelismos entre la situación actual y lo sucedido durante la crisis financiera de 2008/2009. En un intento desesperado por mantener sus cuotas de mercado, en 2016 los armadores han negociado colectivamente los contratos para las dos principales rutas este – oeste, y los fletes tan solo han llegado a 800 $/TEU (40 pies) en la ruta hacia la costa oeste de EE.UU. y 1.800 $/TEU para la costa este. Dado que en el primer trimestre de 2016 las tasas de ocupación de estos buques en los puertos de carga rondaban el 90%, no hay una razón lógica para firmar este tipo de contratos.

Desde comienzos de julio los fletes spot han mejorado sustancialmente, aunque es pronto para saber si se debe a que los armadores han cambiado su enfoque hacia unos servicios más adaptados a la demanda. La alianza G6 ha decidido recientemente suspender un servicio semanal entre Asia y el norte de Europa, lo que supone un paso muy positivo. Además, después de realizar ajustes en las líneas entre Asia y la costa este de América del Sur, los fletes han subido de 100-200 $/TEU a 2.500 $/TEU. Según Drewry, se deben tomar aun más medidas de este tipo en otras líneas para que esta mejoría en los fletes se afiance. Dado que la estructura de las alianzas está todavía en un periodo de rodaje, puede que esto lleve algún tiempo.

Neil Dekker, director del área de portacontenedores de Drewry, afirma: "Para 2017, Drewry anticipa una evolución ligeramente más positiva, con un aumento en los fletes del 8%. Esperamos que los armadores aborden el problema de la sobrecapacidad a medida que el desgaste del cashflow aumenta y los fletes crecen. Pero una vez más, esto no puede verse como una verdadera recuperación, ya que estas mejoras deben situarse en el contexto de los grandes, e innecesarios, descensos de los fletes en 2015 y 2016".

21-7-2016