Las estadísticas de 2013 confirman la tendencia decreciente de derrames accidentales de crudo



ITOPF (The International Tanker Owners Pollution Federation), acaba de hacer público su informe anual de derrames de crudo y productos del petróleo procedente de buques tanque, que muestra un ligero aumento en el volumen derramado respecto de 2012, pero confirma la tendencia decreciente de la última década. Así, el volumen de petróleo vertido al mar como consecuencia de un accidente de un buque tanque en la última década es sólo la sexta parte del realizado en el periodo 1993-2003.

Durante 2013 se produjeron sólo 3 derrames de 700 t o más, el más importante de los cuales fue el del petrolero Yong Win, construido en 1993, que se hundió el pasado 15 de octubre a 35 millas de la costa de Taiwán, derramando 5.000 t de diesel oil (producto muy poco contaminante). En total se derramaron unas 7.000 t.

El informe incluye un repaso del número de accidentes y cantidades derramadas así como de sus principales causas, todo ello con una perspectiva histórica de casi 50 años.

Por su parte, el comercio marítimo de crudo y productos del petróleo volvió a crecer en 2013, según Clarksons, un 1,4% hasta 2.864 millones de toneladas.

El informe puede consultarse en la web de ITOPF: www.itopf.com/information-services/data-and-statistics/statistics/

(16-1-14)