K Line encarga una nueva generación de car-carriers con notable ahorro energético



K Line ha lanzado un proyecto denominado Drive Green Project “que permitirá integrar las tecnologías más avanzadas del mundo en un buque car-carrier con capacidad para 7.500 unidades, para seguir protegiendo el medio ambiente y ahorrar aún más energía.” Este proyecto incluye la construcción de un total de 8 pure car-carriers de diseño similar encargados a Japan Marine United Corporation, señala la naviera japonesa en una nota de prensa.

El nuevo buque contará con un diseño novedoso del casco y tecnologías de ahorro energético con el fin de de “reducir las emisiones de CO2 en un 25% o más, comparado con el diseño convencional.”

“El método de reducción de NOx, el primer dispositivo de este tipo instalado en un motor principal, reduce tanto las emisiones de CO2 y como las de NOx, mediante la combinación de un sistema de recirculación de los gases de escape y emulsión del combustible con agua de Kawasaki Heavy Industry. El método de reducción de SOx, será el scrubber desarrollado por Mitsubishi Heavy Industries y Mitsubishi Kakoki Kaisha.”
Ambos sistemas funcionarán primero en fase de pruebas.

Asimismo, se instalará en casi todo el buque iluminación mediante lámparas LED de ahorro de energía que funcionarán gracias a un sistema de energía solar de Solar Frontier K.K.

(20-2-14)