La cámara naviera internacional recuerda que la OMI es muy eficiente y que no sería necesario crear en la ONU una nueva agencia de los océanos

Masamichi Morooka, Presidente de la cámara naviera internacional (International Chamber of Shipping, ICS), ha participado en la Cumbre Mundial de los Océanos organizada en San Francisco por la revista “The Economist”. Morooka respondió a una propuesta que fue apoyada por la mayoría de los delegados presentes en la Cumbre, de que las Naciones Unidas estableciesen una Organización Mundial del Océano para tratar sobre la adecuada conservación de los océanos en alta mar bajo la superficie. Afirmó que ese modelo de agencia de la ONU ya existe, es la Organización Marítima Internacional (OMI), y funciona en el marco establecido por el Convenio de la ONU sobre el Derecho del Mar (UNCLOS).

Añadió que, si bien la OMI es una de las agencias más pequeñas de la ONU, con unos costes proporcionalmente modestos, regula el sector del transporte marítimo global de manera muy eficaz, mediante un gran número de convenios que se cumplen en la práctica en todo el mundo.

“El Convenio MARPOL de la OMI sobre prevención de la contaminación ha contribuido decisivamente a reducir la contaminación por derrames accidentales de crudo procedentes de buques, a pesar de un crecimiento importante del comercio marítimo mundial. MARPOL también regula las emisiones de azufre y de CO2 procedentes de los buques y permitirá reducir estas últimas en un 20% en 2020. Es el único acuerdo mundial de este tipo sobre emisiones de CO2 desarrollado para todo un sector económico. Sin embargo, si finalmente se acordase crear, al margen de la OMI, el nuevo organismo propuesto, para tratar asuntos no relacionados con el transporte marítimo, como la pesca o la acidificación de los océanos, ICS cree que se haría mejor sin una revisión radical del convenio UNCLOS, que se basa en un equilibrio cuidadosamente pactado entre los derechos de las naciones.”

(6-3-14)