Japón y Turquía ratifican el Convenio para la Gestión de Aguas de Lastre



Los Parlamentos de Japón y Turquía han ratificado el Convenio Internacional para la Gestión de Aguas de Lastre (Ballast Water Management Convention, BWM 2004), siendo los 41º y 42º Estados miembros de la OMI en hacerlo, respectivamente.

La flota conjunta de ambos países representa un 2,28% de la flota mundial, con lo que la flota total de los 42 países que han ratificado hasta ahora el convenio asciende ya a un 32,53% del GT de la flota mundial. El BWM 2004 entrará en vigor 12 meses después de haber sido ratificado por 30 Estados miembros, que representen un 35% del tonelaje de la flota mercante mundial.

Una de las razones que habría motivado la decisión de Japón es la resolución acordada en la OMI el año pasado, que permite una aplicación más escalonada del Convenio para los buques ya existentes. La única manera de cumplir esta normativa consiste en equipar cada buque con equipos muy costosos para el tratamiento de las aguas de lastre. La citada resolución facilitará que las decenas de miles de sistemas se instalen escalonadamente en un periodo de aproximadamente 5 años, lo que evitará un cuello de botella para armadores, empresas de ingeniería, fabricantes y sociedades de clasificación. Sin embargo, aún quedan pendientes cuestiones importantes, como las diferencias con la normativa de EE.UU. sobre esta materia.

(18-6-14)