La Comisión Europea prorroga, hasta abril de 2020, la autorización a los consorcios de líneas regulares



La Comisión Europea ha prorrogado, hasta abril de 2020, la exención por categoría aplicable, bajo ciertas condiciones, a los consorcios de líneas marítimas regulares, respecto de las normas de competencia de la UE. “Tras una consulta pública, la Comisión ha concluido que la exención ha funcionado bien, al otorgar seguridad jurídica a acuerdos que benefician también a los clientes sin causar distorsiones indebidas de la competencia, y que las circunstancias actuales del mercado justifican una prolongación.”

Esta exención “permitirá a las líneas regulares con una cuota de mercado conjunta de menos de un 30% llegar a acuerdos de cooperación (denominados ‘consorcios’) para ofrecer servicios conjuntos de transporte de carga. Estos acuerdos permiten normalmente a las navieras racionalizar su actividad y lograr economías de escala. Si los consorcios afrontan una competencia suficiente y no se utilizan para fijar precios o repartirse el mercado, los usuarios de sus servicios se benefician generalmente de mejoras en la productividad y la calidad del servicio.”

Estos acuerdos consisten, en colaboraciones en el terreno técnico y, principalmente, en el alquiler cruzado de espacio en los buques, con lo que se consigue una mayor ocupación de los mismos y cada naviera puede ofrecer a sus clientes servicios con más puertos sin necesidad de que sus propios buques hagan escala en los mismos. Sin embargo, cada naviera comercializa su oferta independientemente y con sus propios fletes.

El primer reglamento de exención a los consorcios fue adoptado en 1995 y su aplicación ha sido prorrogada cada 5 años hasta ahora. Según la Comisión, “la última investigación de mercado, llevada a cabo en 2013, demostró que los principios del enfoque de la CE todavía tienen validez. La Comisión seguirá controlando estrechamente la evolución del mercado y el comportamiento de las empresas para garantizar que el mercado permanece abierto y competitivo. En particular, en el contexto de los recientes acontecimientos en el sector, la Comisión se mantendrá alerta ante cualquier riesgo para la competitividad que pueda derivarse de la puesta en funcionamiento de los consorcios marítimos, y podría intervenir si fuera necesario.”

Patrick Verhoeven, Secretario General de European Community Shipowners’ Associations (ECSA), ha afirmado: “Acogemos con satisfacción la decisión de la Comisión (…) Estas normas proporcionan la claridad, transparencia y seguridad jurídica que las líneas marítimas regulares necesitan en estos momentos difíciles.”

(26-6-14)