ICS ante la cumbre sobre el clima de la ONU: “La participación del transporte marítimo en las emisiones globales de CO2 ha descendido más de un 20%”

“Las emisiones de CO2 del transporte marítimo mundial pasaron del 3,5% de las emisiones globales en 2007 al 2,7% en 2012, con un descenso del 22,8%”, expuso el secretario general de la Cámara Naviera Internacional (ICS) ante la Cumbre del Clima de la ONU, el pasado día 23 de septiembre.

Según el último estudio que acaba de hacer público la Organización Marítima Internacional, las emisiones globales de CO2 pasaron de 31.409 millones de toneladas en 2007 a 35.640 en 2012 (un aumento del 13,5%). En cambio, las debidas al transporte marítimo descendieron en el mismo periodo un 13,7%, pasando de 1.100 a 949 millones de toneladas. De este modo, la cuota del transporte marítimo en las emisiones globales descendió en la medida antes indicada. Y ello fue posible a pesar de que la demanda de transporte marítimo atendida, en t x km, aumentó un 17,6% entre 2007 y 2012.

Uno de los factores que han resultado más decisivos para la importante reducción de emisiones del transporte marítimo ha sido la navegación a velocidad reducida que se han visto obligados a aplicar los buques como consecuencia combinada de los elevados precios de los combustible y la necesidad de absorber la existencia de un importante excedente de oferta de transporte. Según el estudio, en promedio se ha aplicado una reducción del 12% respecto a la velocidad de servicio de proyecto, lo que ha conducido a un reducción del consumo diario en navegación del 27%. Pero en algunos tipos de buques tanque el consumo se redujo casi en un 50% y en ciertos tráficos de contenedores pudo llegar hasta el 70%. Obviamente, las reducciones globales de consumo y de las emissiones asociadas son menores, porque se necesitan más buques para atender a la misma demanda.

El estudio de la OMI se lleva a cabo mediante dos metodologías complementarias: una a partir de los datos de combustibles suministrados a los buques y otra a partir de la demanda de transporte atendida, en t x km. En el promedio de los dos métodos y del periodo 2007-2012, se estima que el transporte marítimo consume unos 288 millones de toneladas de combustible al año.

El estudio contiene también una proyección de los posibles consumos y emisiones para 2050, en varios escenarios, que conducen a estimar aumentos de la actividad del comercio marítimo entre un mínimo de un 50% y un máximo de un 250% (probablemente muy exagerado) respecto a 2012. Debido a este notable aumento esperado de la actividad, y a los elevadísimosniveles de eficiencia ya alcanzados en los últimos años, en todos los escenarios se prevé un aumento neto de las emisiones de CO2 del transporte marítimo para 2050, incluso aunque se espera un aumento importante del uso de GNL como combustible marino.

(25-09-14)