Utor: "España necesita empresas navieras que tengan un peso importante en el concierto europeo y mundial”
Foto: El Vigía

El Presidente de Anave, Adolfo Utor, defendió el pasado martes, 22 de septiembre, en el II Congreso Marítimo Nacional, organizado en Santander por la Real Liga Naval Española, la necesidad de “reconocer el carácter estratégico de disponer de empresas navieras de dimensión importante como agentes dinamizadores de la economía de un país”.

Utor participó, junto con el Director General de la Marina Mercante, Rafael Rodríguez Valero, en la mesa redonda que abrió el Congreso, bajo el título “Cómo potenciar el desarrollo de la Marina Mercante en España”.

Según datos aportados por el presidente de ANAVE, el peso de la Unión Europea en el contexto global es mucho mayor en términos marítimos que económicos, dado que, mientras la UE genera el 21% del PIB mundial, los armadores europeos controlan el 42% de la flota mercante total. Por el contrario, mientras España es el tercer país de la UE en comercio marítimo y el cuarto en PIB y población, sólo ocupa el puesto decimotercero en flota controlada por armadores españoles.

Esto demuestra que, mientras en general en Europa se da una enorme importancia al comercio marítimo y a la flota mercante, como vehículo del mismo, en España no se comparte en general esa preocupación. Glosando la famosa frase de Antonio Maura, Utor afirmó que “En España se sigue viviendo de espaldas al mar”.

Para cambiar esta realidad, según el Presidente de ANAVE, “no basta con que la iniciativa privada vea en el marítimo un sector atractivo. Hay factores que dependen de la administración".

Adolfo Utor señaló, por una parte, tres líneas de actuación para un mayor desarrollo del transporte marítimo en España, comenzando por la reducción de los costes de las tasas y los servicios portuarios. Para ello propuso ampliar la concesión de exenciones de practicaje, la autoprestación en el amarre o la estiba y la ya iniciada reducción de las tasas de las autoridades portuarias. Pidió cautela en la aplicación del propuesto Fondo de Conectividad Portuaria, para que pueda ser compatible con la continuidad de la rebaja de las tasas.

También pidió el apoyo al transporte marítimo frente a otros modos de transporte menos sostenibles, como la carretera o el avión y la racionalidad en la aplicación de las normas medioambientales, de modo que se minimice su impacto sobre los costes de explotación, facilitando soluciones alternativas, como apoyar el desarrollo en los puertos de instalaciones de suministro de GNL a los buques y una aplicación pragmática del convenio sobre gestión de aguas de lastre en tráficos de corta distancia, especialmente con Francia e Italia.

El presidente de ANAVE y Balearia indicó que, como ocurre en otros sectores, como la construcción civil o el turismo, la Administración española podría asumir una actitud proactiva para facilitar el desarrollo de grandes empresas armadoras españolas, que aprovechen las economías de escala, por ejemplo, facilitando la consolidación del sector y adoptando criterios flexibles en la aplicación de las normas de la competencia.

Utor terminó indicando que otra condición no suficiente, pero sí necesaria, para un mayor desarrollo de las empresas armadores españolas es el relanzamiento de la competitividad del Registro Especial de Buques en Canarias, materia que fue objeto posteriormente de una ponencia específica, expuesta por el director general de ANAVE, Manuel Carlier.

(25-09-14)