Maersk Line aumenta sus beneficios en el tercer trimestre, mientras Hapag-Lloyd y CSAV siguen en números rojos

La naviera danesa Maersk Line obtuvo un beneficio de 685 millones de dólares en el tercer trimestre del año, frente a las pérdidas de algunos de sus competidores, como los 282 millones de dólares de Hapag-Lloyd o los 35,4 de CSAV. Otras grandes navieras, como CMA CGM y Evergreen todavía no han publicado su resultados del tercer trimestre.

Según datos del último informe de Maersk Line, los resultados del tercer trimestre han aumentado en 131 millones, un 24%, respecto del año pasado. Esta mejora se ha producido gracias a un descenso del coste unitario (por teu) en un 0,9% y el ahorro en los costes operativos, debido a mayor eficiencia en la utilización de sus buques, descenso en el consumo de combustible, aumento de las tarifas de fletes en un 0,9% v aumento del 3,7% en las cargas transportadas, hasta 2,4 millones de FEU en ese trimestre.

En el caso de Hapag-Lloyd, aunque el número de contenedores transportados aumentó un 6%, el flete promedio descendió un 5%. lo que le ha llevado a unas pérdidas de 64 millones de dólares en el tercer trimestre y a 285 millones de pérdidas acumuladas en lo que va de año.

Uno de los problemas que se encuentra la naviera alemana es que no puede competir en costes unitarios con las tres grandes (Maersk, MSC y CMA CGM). Por ejemplo, en este tercer trimestre, Maersk Line ha conseguido un coste medio de 1340 $/TEU, aproximadamente 100 menos que Hapag-Lloyd.

Tampoco obtuvo beneficios CSAV, en proceso de fusión con Hapag-Lloyd, aunque mejoró los resultados del tercer trimestre del año pasado. Con 35,4 millones de pérdidas, la naviera chilena redujo en un 24% sus números rojos sobre el mismo periodo de 2013 y a la vez redujo sus costes operativos. Según Oscar Hasbún, consejero delegado de CSAV “nuestra compañía continua mostrando una mejora en la estructura de costes, que nos permite absorber parte de la reducción en los fletes”.

(19-11-14)