China aumentará sus importaciones de GNL, pero dará preferencia en las mismas a buques de construcción y bandera nacional

Varios analistas consultados por la prensa internacional consideran que los armadores interesados en el mercado de gas natural licuado (GNL) deberían analizar preferentemente las oportunidades en países importadores emergentes del Sureste asiático, como Tailandia, Indonesia y Malasia, ante la perspectiva de que China recurra crecientemente, para sus importaciones de GNL, a buques construidos y abanderados en su propio país.

China tiene previsto ampliar la capacidad de sus terminales de descarga de GNL, actualmente de unos 30 millones de toneladas/año en 6 terminales, para hacer frente a sus necesidades crecientes. Las obras en curso permitirán añadir una capacidad adicional de entre 24 y 30 millones de toneladas/año, que estarán operativas entre este año y 2015. Además, como el precio del GNL procedente de Australia es elevado, los analistas prevén que China importará GNL de otros orígenes a mayor distancia, para lo que necesitará un mayor número de buques, con lo que la demanda de transporte a China aumentará más del 100% en tres años.

Pero el gobierno chino también prevé aumentar el porcentaje de sus propios buques que transportan sus importaciones de este producto y confía en que, en los próximos 3 años, se encarguen unos 60 gaseros GNL en los astilleros chinos, a pesar de su escasa experiencia en este sector.

La construcción naval china atraviesa una fase de muy baja contratación: entre enero y julio de este año, los contratos han caído más de un 50% respecto del año pasado. Por eso “quieren incrementar su cuota de mercado en la construcción de buques especializados, y más cuando el gobierno lo apoya”, ha señalado Shantanu Bhushan, analista de Drewry Maritime.

También, tras el accidente nuclear de Fukushima, la demanda de GNL de Japón (el primer importador mundial, con un tercio de las importaciones mundiales) aumentó sensiblemente (un 13% en 2011), lo que propició un aumento de los encargos de construcción de buques GNL el año pasado, que alcanzaron 50 unidades en 2011, a los que se han añadido otros 17 en lo que va de año, cuando sólo se encargaron 5 en 2010 y ninguno en 2009.

En el Sureste asiático, Tailandia, que ya ha duplicado sus importaciones de GNL este año, no cuenta con armadores nacionales de buques GNL, y seguirá probablemente recurriendo a tonelaje extranjero para sus importaciones. Indonesia, Malasia, Filipinas, Vietnam y Singapur también están importando más GNL. “Estos nuevos mercados en el Sureste de Asia son los que hay que vigilar”, ha declarado Andy Flower, que gestiona su propia consultora, Flower LNG, en una conferencia en Londres.

(30-8-12)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario